domingo, 13 de octubre de 2019

La filtración de la sentencia

No creo que sea correcto que se haya filtrado la sentencia o, más bien, la parte final y supongo que el juez Marchena, al que los infames intentan desprestigiar, tampoco se sentirá muy feliz de que haya ocurrido.
Sobre este asunto conviene tener en cuenta algunos datos:
a) La voluntad de este gobierno de entrometerse en donde no debe y manipular todo lo que pueda. En el caso concreto de este asunto, con la abogacía del Estado. Parece ser que la sentencia irá en esta línea.
b) La ministra de Justicia le escribió a su colega italiano para que intercediera en el caso Juana Rivas, con lo cual puede dar a entender que está acostumbrada a mangonear en la justicia española y piensa que en Italia ocurre lo mismo.
c) Las estrategias de los abogados defensores, o de parte de ellos, estaban orientadas a facilitar los recursos que, sin duda, van a presentar ante las instancias europeas. Algunos han tratado de poner en evidencia al presidente del tribunal mediante los testigos que aportado o preguntas capciosas. Marchena sorteó todo esto con gran pericia y habilidad y con una paciencia extraordinaria. Soportó mucho más de lo que tenía obligación.
d) La alta probabilidad de que se presenten estos recursos ante los tribunales europeos y la deslealtad que han demostrado algunos de ellos obliga a extremar la prudencia y a procurar una sentencia unánime, con el fin de dificultar un nuevo episodio desleal. Basta pues con que uno de los miembros del tribunal se plante para que los demás tengan que ceder con el fin de lograr esa unanimidad.
Pero ahora mismo todo está en el aire y, como señala Marchena, hasta que no hayan firmado todos los magistrados no hay sentencia. Cuando la haya, habrá que prestar atención a los movimientos de los políticos, porque puede que alguno quiera ganarse el voto de los separatistas para alcanzar la presidencia del gobierno.


sábado, 12 de octubre de 2019

Con el general Garrido

Hoy, especialmente hoy, día de la Virgen del Pilar, hay que estar con la Guardia Civil, cuyos miembros, por un salario escaso, arriesgan sus vidas y soportan a indeseables, especialmente en Cataluña y el País Vasco, para proteger las vidas y las haciendas de los ciudadanos.
Y sobre todo hay que estar con el admirable general Pedro Garrido, al que, por hacer su trabajo de forma impecable, han tratado de humillar y desautorizar unos impresentables llamados Cunillera y Marlasca, cuya cara dura solo es equiparable a la de quien les ha dado el cargo, que no es otro que Sánchez, también conocido como ‘el Doctor’. Estos indigentes morales se han dado prisa en apaciguar a Torra y secuaces, esos que se pasan la vida insultando y ofendiendo a los demócratas con total impunidad.
Tanto Sánchez, como Marlasca y Cunillera, en los actos oficiales representan a todos los españoles. Por tanto, al tratar de agraviar al general Garrido, han traicionado a los ciudadanos que les pagan sus sueldos, porque lo que hizo el general es cumplir con su deber. Marlasca y Cunillera ponen más empeño en defender los intereses de Sánchez que los de los españoles.
Anteriormente, Marlasca nos hizo creer que era grande, puesto que combatía a ETA con mucha eficacia. En la actualidad nos ha hecho ver que aquello no fue más que una estrategia para trepar y que, realmente, es pequeño. Moralmente pequeño. Lo de Cunillera se veía venir. Un gobierno apoyado por indeseables solo puede estar compuesto por gente sin principios.
Que estos tipos ahora quieran agradar a Torra, otro representante del Estado desleal desleal desde el primer día, entra dentro de lo previsible.
Y entre tanta pequeñez humana, tanta miseria moral, destaca la grandiosidad de la Guardia Civil, esa inagotable capacidad de servicio, demostrada en territorios tan salvajes y carentes de valores democráticos, como son Cataluña y el País Vasco. Y dentro de la Guardia Civil, actualmente, el general Garrido.


viernes, 11 de octubre de 2019

Muy mal lo de Pablo Soto

Me refiero a lo que ha hecho Mas Madrid con él. Tengo anotados tres tuits suyos. El primero data del 20/05/13, y está puesto a las 14’53. Dice así:
«Matar a un ministro, ¿cuántos años de cárcel son?»
El segundo es del 5/10/13, a las 10’36. La gracia es esta:
«De vuelta en Madrid tras 2 semanas por Turquía, Grecia, Italia… Muy decepcionado con todos vosotros porque Rajoy sigue vivo».
La fecha del tercero es muy próxima a la navidad de ese año, concretamente del 20/12/13, a las 22’11. No se dejó influir por el ambiente:
«Yo no puedo aseguraros que por torturar y matar a Gallardón se vaya a cambiar toda esta historia, pero por probar no perdemos nada».
Es evidente que este chico ha captado perfectamente el espíritu de Podemos, lo suyo es pura esencia podemita.
Por el artículo de Alfonso Ussía, he sabido que este chico va en silla de ruedas, es escuchimizado y tiene afición a la bebida. Es fácil que a quien bebe más de la cuenta se le vaya la lengua, pero de ahí a que pueda acosar a alguien… Podría hacerlo con un jilguero metido en una jaula.
Si, como parece ser, ha aceptado el castigo es porque no se chupa el dedo y sabe que con los comunistas no caben bromas. Para ellos, las personas son como piezas de un engranaje; no les cuesta nada eliminar una que les molesta, de forma metafórica en las democracias, y de forma real en donde disfrutan del poder, en la antigua URSS, en las actuales Corea del Norte, Cuba o Venezuela. Pablo Soto sabe que si cede puede volver a tener opciones más adelante y si no lo hace procurarán hundirlo de forma irreversible. Se les ve en la fiereza con la que se atacan entre sí cuando andan a la greña.

jueves, 10 de octubre de 2019

La ministra Dolores

Aunque sus actividades profesionales se desarrollen dentro del ámbito de la justicia, no da muestras de que ésta le importe mucho, ni que tampoco el respeto al prójimo esté en el ámbito de su interés.
Todo indica que su intención, como la de muchos progres, consiste en satisfacer sus apetencias mundanas. Puesto que les gusta aparentar que tienen conciencia, se apuntan a la izquierda y con eso se dan por satisfechas. Puesto que están en la izquierda, son buenas personas, parecen pensar.
El caso es que esta ministra Dolores un día dijo que Marlasca es maricón. Si llega a ser de derechas, habría tenido que dimitir inmediatamente, sin que esta dimisión sirviera para evitar el linchamiento al que habría sido sometida. Pero es del PSOE. Por su parte, Marlasca, el maricón según ella, hizo su carrera combatiendo a ETA, pero luego se vio que es un trepa, y que si hizo eso fue porque le convenía para hacer méritos. Si después de haber combatido al terrorismo acepta formar parte de un gobierno apoyado por Bildu, demuestra que su intención no era servir a la sociedad, sino escalar peldaños. Luego se ha comportado de manera fea con Ciudadanos y con eso queda claro que es, más o menos, como Dolores, la que dijo que es maricón.
Esta ministra nuevamente dio muestras de su nulo interés por la justicia cuando escribió a su homólogo de Italia, Alfonso Bonafede, para influir a favor de Juana Rivas, esa señora poco proclive a respetar la ley, lo cual lleva a cabo aleccionada y empujada a ello por asociaciones y grupos de no grandes convicciones democráticas, sino todo lo contrario. Pero quien va a la cárcel es Juana Rivas, no quienes la han empujado a desobedecer la ley. El papel de la ministra Dolores en este caso tampoco es muy airoso. Ni el de los españoles, que la tenemos como ministra. 

miércoles, 9 de octubre de 2019

El Fútbol Club Barcelona le retira las medallas a Franco

Se las dieron cuando estaba vivo y se las quitan cuando está muerto. Pero los hechos no se pueden borrar, tanto una cosa como la otra estarán siempre en las hemerotecas.
Todas estas actividades que se llevan a cabo en torno a su figura redundan en beneficio del propio Franco, esto lo ve cualquiera que tenga perspectiva. Tanta mezquindad, tanta vileza, tanta cobardía, tanto deseo de venganza no sirven más que para darle la razón.
Lo que de verdad haría daño a su memoria sería un despliegue de generosidad, un ansia de concordia, una inequívoca voluntad de perdonar, junto al deseo de recibir el perdón. Todas estas genuinas muestras de bondad vendrían a indicar que las actuaciones de Franco fueron desproporcionadas.
La dictadura surgió como consecuencia de una guerra que no debió producirse jamás, pero quienes tenían la obligación de evitar que ocurriera no hicieron nada en este sentido, sino que seguramente hicieron lo posible para que se diera, porque estaban seguros de que la ganarían y que a continuación tendrían las manos libres para actuar como quisieran.
La guerra tuvo unas consecuencias nefastas para España, no solo por los miles de muertos y las destrozas habidas, sino también por el largo periodo dictatorial a que dio lugar.
La guerra no interesaba a nadie, ni siquiera a Franco. Otra cosa es que él la quisiera o no la quisiera, que eso yo no lo sé. Pero desde el momento en que decidió unirse a Mola y Sanjurjo dejó de tener amigos, porque a partir de entonces ya no podía confiar en nadie, dado que cualquier desliz o indiscreción le podía costar la vida. Puede decirse que desde entonces vivió sobre el alambre y que tuvo la suerte de que quienes pretendieron derrocarlo eran peores que él.
En este sentido cabe entender la decisión del Fútbol Club Barcelona. Es deleznable.

martes, 8 de octubre de 2019

Un Rufián que hace honor a su apellido

Es un tipo al que los contribuyentes le pagamos un sueldo considerable, sobre todo si se tiene en cuenta su escasa preparación y lo poco que puede esperar de él cualquier ciudadano que se precie. Pagar impuestos para que se los lleve un sujeto como este es peor que echar el agua al mar.
Ha lanzado este tuit https://twitter.com/gabrielrufian/status/1180740738105184257, que da idea de su catadura moral. No desmiente nada de lo que dice el reportaje, sino que se limita a señalar a la periodista y, además, la acusa sin pruebas ni base alguna de escribir al dictado. Esto debería tener repercusiones.
Rufián es un tipo que compadrea con etarras, sus fotos con Otegui son fáciles de encontrar, y está en un partido que acogió a terroristas en su seno. Esto también define a sus votantes. Quien es capaz de votar a esta gente, también lo es de cualquier otra cosa. De hecho, se va viendo, día a día, en Cataluña de hasta donde son capaces de llegar. Pero, eso sí, exigen la impunidad.
Bastó ese tuit, tan repleto de vileza, para que una horda de seguidores del tal Rufián (hace falta tener muy poca vergüenza para ser seguidor de este sujeto), acosara a la periodista por haber hecho su trabajo, esto es, informar a sus lectores. Primero se entera de lo que ocurre y luego lo cuenta. Si hubiera dicho alguna mentira, se le podría reprochar lo dicho. Pero no, es todo verdad. Prefiere este diputado que no se gana lo que cobra que la periodista mienta o calle lo que sabe; en resumidas cuentas, que sea una mala periodista.
Es lo que pretenden todos los totalitarios. Que solo se cuente al público lo que ellos quieren y como ellos quieren.
Tengo escrito que quienes practican cualquier tipo de acoso, moralmente son asesinos.

lunes, 7 de octubre de 2019

Rosa María Mateo no hace bien su trabajo

Esta es una señora a la que los contribuyentes le pagamos un buen sueldo para que, entre otras cosas, nos mantenga informados de lo que sucede en España y en el resto del mundo.
Pues bien, ha ocurrido algo de suma importancia para los españoles, como es la declaración del Parlamento Europeo en la que se condena al comunismo http://www.europarl.europa.eu/doceo/document/TA-9-2019-0021_ES.html, y la buena señora no ha dado la noticia. O sea, que le pagamos todos para que nos informe, pero ella solo nos informa de lo que quiere.
Para centrar el asunto, hay que tener en cuenta que hay partidos de inspiración comunista que desempeñan un importante papel en la política española. Los votantes deberían saber que el simple hecho de votar a un partido comunista es un acto de maldad. Al hacerlo, perjudican a todos los ciudadanos.
Los comunistas españoles, como podía esperar cualquiera que estuviera mínimamente informado, es decir, que los conociera, no han aceptado de buen grado esta resolución, porque pretenden seguir haciendo creer que son buenas personas.
Se han apresurado a decir que es una declaración política y, por tanto, no de obligado cumplimiento. Pero sí que obliga. Moralmente sí, sobre todo en vista de la insistencia de los gobiernos españoles de izquierdas en reescribir el pasado.
Rosa María Mateo, no obstante, ha dado una pista muy clara. Si la noticia esta hubiera interesado a quienes le proporcionaron el cargo, la habría estado dando sin parar, día y noche, y con platillos y bombo. Al no darla, corrobora la sensación de que les ha tenido que sentar como un tiro y quizá si la ven dada por la tele lleguen a desmayarse del susto.
El comunismo es una peste y los Borrell, Marlasca, Delgado, Sánchez, el Astronauta, la de Cabra, etc., pudieron formar gobierno gracias a los comunistas y otros malos bichos.