martes, 1 de septiembre de 2015

Ley de reforma del Tribunal Constitucional

Esta proposición de ley de reforma del Tribunal Constitucional que ha presentado el Partido Popular para que se tramite de modo urgente es posible que la tuviera pensada Rajoy, o quien piense por él, desde hace mucho.
Es una jugada hecha en el momento oportuno para pillar con el pie cambiado a los demás.
Rajoy es un profesional del poder y a su lado Felipe González, con sus cartitas a los catalanes, en las que elude su responsabilidad y de paso la del PSC, va a quedar como un aficionadillo. En el PSOE sólo hay una persona capaz de hacerle cambiar el paso a Mariano Rajoy, y es José Borrell, cuya solvencia intelectual es muy superior a la del otrora conocido como dios y que cuya manera de hablar y escribir recuerda a los vendedores de crecepelo.
El PSOE no puede votar a favor de esta proposición de ley, puesto que si lo hiciera desautorizaría al PSC. Como consecuencia, buena parte de su electorado catalán se sentirá defraudado. Con esta iniciativa del PP, las contradicciones del PSOE quedan al descubierto. Los socialistas catalanes traicionaron al socialismo al hacerse nacionalistas. Pero es que los socialistas valencianos y vascos están en idéntico caso.
En Izquierda Unida han militado buenas personas, pero el partido nunca ha dado una a derechas. La sensatez queda fuera del ámbito de este partido.
Los partidos nacionalistas lógicamente votarán que no y se harán los ofendidos, como las putas que se ofenden cuando las llaman putas.
A Podemos le ha de disgustar esta propuesta. Lo que les gusta a sus componentes es lo que se hace en Venezuela o en Irán. Por lo menos, no han criticado nunca a los gobiernos de estos países.
A Ciudadanos esta medida le va a sentar como una patada en la espinilla, porque sirve para que muchos de sus votantes se pasen al PP. Además, la ha presentado Javier García Albiol.

lunes, 31 de agosto de 2015

La alabada Tribuna de Felipe González

Resulta asombroso que la estúpida Tribuna que Felipe González publicó en El País, con el título 'A los catalanes', haya recibido tantos elogios. En cambio, José Borrell escribió un artículo mucho mejor, titulado 'Grandes problemas y pequeños embaucadores', que no ha tenido tanta repercusión. Es obvio que la calidad de un artículo no tiene mucho que ver con la repercusión que logra luego.
El título de la Tribuna de Felipe González es engañoso, como no podía ser de otra forma tratándose de este personaje, dado que hay muchos catalanes que, como el propio José Borrell, no pueden ser los destinatarios. Debería haber puesto 'A los catalufos'.
Felipe González es rehén de la inepcia y la fanfarronería con que se comportó durante el periodo constituyente. Y de aquellos polvos vienen estos lodos. Recordaré algunas de sus simplezas de entonces, de las que ya no se podrá desprender nunca.
Nunca se ha dado cuenta de la condición de demócrata se gana cada día con la actitud ante los demás y el modo de encarar los diferentes problemas. Él pensaba y piensa que el simple hecho de ser socialista ya confiere la condición de demócrata, por lo que pudo comportarse con prepotencia sin tener la sensación de que no era correcto. En el PSOE, el que se movía no salía en la foto. Pensaba también que ser antifranquista confería igualmente la condición de demócrata y, por tanto, tuvo a los nacionalistas por tales y les ayudó a lograr prerrogativas y ventajas. Nunca se ha dado cuenta de que el nacionalismo es incompatible con la democracia. A Suárez, como venía del franquismo, lo consideró antidemócrata. No se dio cuenta jamás de que era el único que demostraba ser un demócrata con los hechos, perdió la salud por traer la democracia y arriesgó su vida para defenderla.
Si Felipe González fuera un hombre de bien, en aquellos momentos se habría aliado con Adolfo Suárez y no con los nacionalistas, y con eso nos habríamos ahorrado muchos males, entre ellos ese que intenta combatir tan estúpidamente.

domingo, 30 de agosto de 2015

No es manipulación, señor trol

Ayer borré el comentario de un trol, insultante y agresivo como son todos los de estos especímenes, en el que me acusaba de manipular, pero eso es mentira.
Casi todo mi artículo de ayer está compuesto por entrecomillados, o sea, textos que no son míos. Son, además, rigurosamente ciertos. Es cierto lo que dice del Siglo de Oro Valenciano. A este punto le añadí por mi cuenta que los catalanistas se han adueñado de él, porque lo necesitan para dar empaque a esa lengua que se inventó Pompeu Fabra. Resulta muy fácil comprobar que eso es cierto. Basándose en unos supuestos derechos de conquista, ellos que critican lo que llaman imperialismo castellano, se apoderan de lo que no es suyo.
Lo que dice J.Mª Guinot del invento de Pompeu Fabra lo dicen también otros muchos. De modo que no hay manipulación por ninguna parte.
Que el profesor Ubieto no tuvo más remedio que darse cuenta de los catalanistas valencianos son de la piel de Barrabás, está fuera de duda. Hay mucha documentación sobre el caso.
Claro que los catalanistas no se avergüenzan. Si se avergonzaran de esto tendrían que hacerlo también de otras muchas cosas. Lo niegan o lo ignoran. En ningún medio o portal catalanista se habla del profesor Ubieto. Pero hay que ser canalla para hacerle lo que hicieron. Y se podría apostar a que si apareciera alguien como él en el mismo sitio que él sufriría lo mismo que él.
Que el catalanismo va a arruinar a Cataluña es algo que se ve venir. Ya empiezan a cansarse, no de los catalanistas, sino de los catalanes, en todo el mundo. Los catalanistas tienen una idea fija y no les piensan en el perjuicio que causan.
Pero no sólo hacen daño a los catalanes, perjudican a todos. Sin los nacionalismos, España iría mucho mejor.

'Versus'
'Volver a Canfranc'
'Condesa Natasha Brasova'
'La invención del reino vegetal'
'La eficacia de la creatividad'
'Yrha y Luna, caminos cruzados'
'Operación cochinillo'
'Madeline'

sábado, 29 de agosto de 2015

Repudio del catalanismo

Los promotores de este irracional movimiento actúan como psicópatas, aunque quizá tan sólo sean irresponsables. El caso es que no les preocupa el daño que causan a millones de personas con su actitud. Sus falsedades quedan al descubierto a poco que se rasque. Aquí, unas muestras:
«En este estudio histórico-comparativo de las lenguas románicas Friedrich Díez llega a la conclusión de que la Lengua Valenciana y el Occitano eran la misma lengua. Y llega a dicha conclusión tras el estudio comparativo de las obras de los clásicos del Siglo de Oro valenciano, Jaume Roig y Ausias March con obras de otros autores de menor relevancia del diasistema occitano-románico.
Pero, dado que, dentro de dicho diasistema, la Lengua Valenciana es, por categoría histórica, la primera que posee un Siglo de Oro de literatura, con su pleno standard, sus gramáticas y diccionarios y su autonomía léxica, fonética, morfosintáctica y semántica, es por eso que, cuando se habla de Occitano, en realidad, se está hablando de Lengua Valenciana. Y sin olvidar que el Occitano usaba también el “lo” y la “ch”, tan genuinos del valenciano. Primer filólogo que ya en el siglo XIX rechaza al catalán como lengua del Reino de Valencia.»
Los catalanistas dicen que España les roba, pero son ellos los que se apropian de las cosas de los demás. Necesitan el Siglo de Oro Valenciano para darle empaque a esa lengua inventada que hablan con toda la seriedad asnal de la que son capaces. «J.Mª Guinot (Castellón) afirma: “prenent com a base per a tota Catalunya la modalitat llingüística de Barcelona, dialecte barceloní, el més impur de tots”»
Se puede buscar en la wikipedia, entre otros sitios, a Antonio Ubieto Arteta para corroborar la información que sigue: «A partir de ese momento el profesor Ubieto y su equipo es acosado y amenazado de muerte por las nuevas huestes catalanizantes que se habían apoderado materialmente de la Universidad y tiene que trasladarse a la Universidad de Zaragoza, y así, poco a poco, el monolitismo histórico-lingüístico catalán acabó con el pluralismo libre pensante que durante tantos años había ilustrado las aulas literarias universitarias. Esa asfixiante situación es la que ha perdurado y perdura».
Y es que el profesor Ubieto les había desmontado su castillo de naipes, repleto de mentiras y falsedades.
'Versus'
'Volver a Canfranc'
'Condesa Natasha Brasova'
'La invención del reino vegetal'
'La eficacia de la creatividad'
'Yrha y Luna, caminos cruzados'
'Operación cochinillo'
'Madeline'

viernes, 28 de agosto de 2015

El PSOE tiene remedio para los males de España

Bastaría con sustituir al guaperas que tiene como Secretario General por José Borrell, que tampoco es tan feo, para que todo en España se pusiera en orden.
Si pusieran juntos a José Borrell y Pdr Snchz cualquiera pensaría enseguida en aquello de que uno ve crecer la hierba y el otro se la come. Pero Almunia, que le llamó jacobino, tampoco se enteraba.
Borrell siempre ha pecado de intransigente y esa intransigencia suya le ha creado más de un problema y le ha impedido ver más de una cosa, pero viendo lo que tiene alrededor se puede puede pensar que quizá no es que sea así, sino que lo han hecho así.
Si Borrell fuera el Secretario General del PSOE los socialistas catalanes, valencianos y vascos no tendrían más remedio que recapacitar. Quizá alguno se diera cuenta de lo torpe que es la actitud que mantienen.
Pero la influencia benéfica no sólo se daría en el interior de su partido, en el que todos se verían moralmente obligados a meditar sobre la ideología socialista y lo alejada que está del socialismo, sino que también repercutiría en los demás partidos. Los de la izquierda quedarían sin discurso que oponerle y también sin tácticas adecuadas para maniobrar, porque apenas quedaría espacio. Únicamente UPyD, con sus hechos y con su exigencia de establecer la separación efectiva de poderes, podría entrar en la disputa ideológica, que sería enriquecedora.
En la derecha también se notaría el efecto Borrell, puesto que Rajoy se vería obligado a abandonar su proverbial pasividad y quizá no se sintiera muy cómodo. Eso de salir a dar la cara y ordenar a la policía que encarcele a los delincuentes y obligar a todos cumplir la legislación vigente quizá sea muy cansado para él. Pero no le quedaría más remedio que ser más dinámico.
Si Borrell mandara en el PSOE el mentón cuadrado de Mas se volvería redondo.

jueves, 27 de agosto de 2015

Ese Juan Tarda

Habría que tomar, de modo urgente, algunas medidas en la política española. Y no sería extraño que si se tomaran fueran copiadas inmediatamente por otros países. Pero, ocurre que, dada la falta de hábitos democráticos, son más necesarios en España.
- Debería haber un tribunal compuesto por psiquiatras y psicólogos que examinase a los políticos en ejercicio y a quienes aspiren a serlo, para expulsar de la política o impedir el paso, al menos, a los psicópatas y paranoicos.
- Debería haber un tribunal compuesto por maestros, profesores y juristas, que examinase la cultura de los políticos y aspirantes a serlo, para comprobar si tienen un nivel cultural medio suficiente y tienen nociones de las leyes que juran acatar y hacer acatar y saben distinguir lo que es democrático de lo que no lo es. Así, cuando luego digan una animalada se sabrá que no lo hacen por desconocimiento, sino por maldad.
Habría que exigirles también que conozcan las normas de la cortesía y la educación y que eso de dar patadas, en el culo o en la espinilla, no está bien y es impropio de alguien que cobra un sueldo público y lo cobra precisamente para que intente mejorar la vida de los ciudadanos, no para que proponga gamberras.
Sería conveniente también que se exigieran unos ciertos conocimientos históricos, para que no puedan recurrir a la fantasía de modo irresponsable. Deberían ser, además, consecuentes y comprender que la vida no se detiene. No vale sacar una foto de mil años atrás si no se hace lo mismo con todas las que le sucedieron. Un político debe centrarse en el presente y procurar que quienes le hayan elegido no vivan peor en el futuro.
- Finalmente, deberían practicarse test de inteligencia a los políticos y a los aspirantes a serlo, porque alguno hay que no llega.
Con algunos especímenes se pueden ahorrar todos los test, porque basta con verles la cara.
'Versus'
'Volver a Canfranc'
'Condesa Natasha Brasova'
'La invención del reino vegetal'
'La eficacia de la creatividad'
'Yrha y Luna, caminos cruzados'
'Operación cochinillo'
'Madeline'

miércoles, 26 de agosto de 2015

Una chica de VOX

Una parte de la ciudadanía de este país sigue creyendo en los dogmas, añora el autoritarismo, porque una cosa lleva a la otra, y da claras muestras de que está incapacitada para aprender.
Esta parte de la población piensa que ser de izquierdas es sinónimo de ser demócrata, o para decirlo más claro, que todos los de izquierdas son demócratas, opina que los de izquierdas son los buenos y los de derechas los malos. Esta parte de la población existe y no es pequeña. Está por desbravar, no debería ser necesario decirlo, pero al ser tan numeroso este grupo no queda más remedio que hacerlo constar. Hay intelectuales que fomentan este modo de pensar, quizá porque obtienen beneficios monetarios.
Habría que explicarles a los brutos en qué consiste la democracia: «Se dice que hay democracia en un lugar cuando alguien que piensa lo contrario que la mayoría puede transitar tranquilamente por sus calles.»
Es absolutamente necesario que la policía atrape a los tres cobardes que en grupo y a traición dieron una paliza a Inma Sequí. Además de cobardes e incapacitados para vivir en democracia son unos imprudentes, porque por menos de lo que le hicieron a ella otros han sufrido lesiones para toda la vida o han muerto. Ellos no sabían cuál era el estado de salud de Inma y afortunadamente para todos era bueno.
Por otro lado, el panorama político español resulta de lo más curioso con respecto a esta intolerable agresión. Le dan una paliza a una persona al grito de 'fascista de los cojones', y todo depende del partido en el que milita.
Y a estos tipos que no son capaces de reaccionar en masa y condenar la agresión les pagamos el sueldo todos los españoles. Y están esos otros que critican a la Casta y que dicen que no son Casta, pero si lo son. Casta de extrema izquierda. Y la agredida es de derechas.