domingo, 7 de febrero de 2016

Pablo sorprende a Pdr

El candidato socialista a la presidencia del gobierno se presentó en la gala descorbatado, demostrando una vez más que no sabe por dónde va, puesto que en su afán por hacer guiños a cierto público pierde los papeles una y otra vez.
En cambio, el desfachatau Pablo acudió correctamente vestido a la misma gala. El término 'desfachatau' lo he encontrado en el 'Manual de insultos para políticos', de Pancracio Celdrán Gomariz, en donde se informa que se usa en Aragón. Pero no es el único de los contenidos en ese libro que se le pueden aplicar al sujeto.
Dada la gran cantidad de votos que han obtenido él y su tropa resulta alarmante su desprecio por los usos y hábitos democráticos.
Ya sabíamos que los nacionalistas de todo pelaje son refractarios a la democracia. Se les aceptó la fórmula 'por imperativo legal' cuando juraban la Constitución y otros lo han hecho peor todavía.
Un político elegido democráticamente y que se dispone a ejercer las labores que se derivan de dichas elecciones tiene que comenzar por ser leal a los ciudadanos. De modo que habría que inhabilitar de inmediato a quien tomase la jura de la Constitución por un acto circense.
La Constitución es el marco legal que se han dotado los ciudadanos para facilitar la convivencia entre todos. Puede considerarse mejor o peor, se le pueden encontrar defectos y criticarla, pero mientras esté en vigor hay que acatarla. Quienes no lo hacen demuestran poco aprecio a la democracia y deben ser sancionados mediante multa o pena de cárcel.
El Rey representa a todos los ciudadanos, sean monárquicos o no. La forma de Estado de España es la monarquía y mientras sea así respetar al Rey es respetar a los ciudadanos. Faltar al Rey es faltar a los ciudadanos. En visita oficial hay que presentarse ante el Rey con el atuendo reglamentario. El Rey no debería recibir a quien no cumpliera este requisito.

sábado, 6 de febrero de 2016

UPyD, nueva etapa

Estuve ayer en un acto de UPyD en Valencia. No estoy afiliado a este partido, pero lo he votado unas cuantas veces y creo que representa la única opción posible de regeneración en España.
Todas las demás opciones son castillos en el aire, palabras que se lleva el viento y que fueron dichas con la única finalidad de alcanzar el poder. No hay más que ver cómo juegan sus bazas, tratando de exprimir sus opciones, ajenos totalmente a los problemas de los ciudadanos y a la realidad de la situación. Los griegos tuvieron que despertar de su sueño, y aquí todavía no nos hemos dado cuenta. Pero es que los franceses se tuvieron que despertar antes. Cuando Hollande ganó las elecciones, tras hacer unas promesas fabulosas, hubo un sector español que se entusiasmó. Pero el francés tuvo que dar un giro absoluto y entonces ese sector español miró a Grecia.
La cuestión es que UPyD no hacía promesas, sino que ofrecía hechos. Mucha gente ha recuperado su dinero gracias a UPyD. Además, exigía la separación efectiva de poderes, que es la mejor forma de luchar contra la corrupción. Estas cosas asustaron a la casta. Porque la casta está ahí. Y mientras unos la critican como estrategia para esconder su deseo de sumarse a ella, UPyD la combatía. Se impuso la lógica y Goliat venció a David, pero éste todavía respira.
En la mesa estuvieron Gorka Maneiro, Alicia Andújar y Eduardo Gómez. A Gorka se le ve con fuerza y con ánimo para lograr el resurgimiento de UPyD. Tiene experiencia, porque se faja en el Parlamento Vasco con unos políticos de los que más vale no hablar. Es una pena que los españoles voten a políticos tan malos.
Por mi parte, le deseo a este partido, al que seguiré votando, que logre sortear todas las dificultades con que se va seguir encontrando y todas las zancadillas que sin duda le pondrán.

viernes, 5 de febrero de 2016

Mientras que en Valencia se cumple la ley...

En Valencia, en donde unos cuantos se conoce que creían en la impunidad (esa diosa a la que tanta gente adora), la justicia hace su labor de manera imparable. Esto debería ser un aviso para los que actualmente ocupan las instituciones.
En Cataluña, en donde la corrupción es mucho mayor, las cosas son diferentes. Allí se incumple la ley, y además con recochineo y guasa. Si sale imputado Pujol, se dice que los tribunales españoles no tienen legitimidad para juzgar a ese. El dinero español es bueno, pero los jueces españoles no. El dinero es otro dios. El dios dinero y la diosa impunidad campan a sus anchas por Cataluña. Se conoce que las cosas son más difíciles allí.
Si en el Reino de Valencia se comete una ilegalidad y actúa la justicia todos aplauden. Si la ilegalidad se comete en Cataluña son muchos los que aplauden la ilegalidad y bastantes los que la comprenden.
De hecho, un partido político lleva en su programa, o por lo menos la exige, una ilegalidad y ha obtenido más de cinco millones de votos. Hablan de democracia, de voluntad democrática, de respeto a la democracia, y sus propuestas son antidemocráticas.
En democracia es fundamental el respeto a la ley. El respeto a la democracia consiste en respetar la ley. Por tanto, todos los referéndums secesionistas llevados a cabo en Cataluña son ilegales y antidemocráticos.
La Audiencia Nacional ha comenzado su labor con unos cuantos ayuntamientos secesionistas y habrá que esperar que haga lo propio con los funcionarios que participaron en el butifarréndum.
Esperemos que la casta política habitual y la casta política que se le acaba de unir no se inmiscuyan en la labor de la justicia y que los culpables catalanes, sean veinte o veinte mil sean tratados con el mismo rigor que Alfonso Rus y otros.

jueves, 4 de febrero de 2016

También Alfonso Grau

Ocurre siempre que alguien ostenta un poder de modo dictatorial y a los subordinados no les permite más que el aplauso, que todos forman una piña por la cuenta que les trae, porque basta una mirada que se pueda interpretar mal para perder el favor de quien manda, y con ello todo lo que conlleva.
Pero si se acaba el poder y luego vienen mal dadas, también se termina esa amistad que realmente no existió nunca y aflora algo que puede confundirse con la sinceridad, pero que realmente es un sálvese quien pueda.
Alfonso Grau fue la mano derecha de Rita Barberá, el encargado de los Grandes Proyectos, o de todo lo grande habido y por haber en el ayuntamiento de Valencia, y ahora al referirse a ella ha dicho que cada palo aguante su vela. Se conoce que hay más vela que palo y me temo que la cara A de Rita Barberá puede haber desaparecido por un tiempo largo y ya sólo le queda la cara B para todas las horas del día.
En España los políticos están muy malcriados y no se creen servidores del pueblo, sino superiores al pueblo. Se va viendo en las negociaciones para formar gobierno. Defienden sus propios intereses, mientras los ciudadanos se desesperan en la cola del paro, o en la lista de espera del hospital. Operaciones quirúrgicas que debían hacerse antes de un mes, han de esperar cuatro o cinco meses. Mientras tanto, los señoritos diputados cobran sus buenas pagas y mientras las cobran hacen la pelota.
También parecían carne y uña José Luis Olivas y Domingo Parra, gracias a cuya gestión muchos han perdido sus ahorros. Ellos no. Y ambos eluden su responsabilidad y también le echan la culpa al otro.
Si Alfonso Grau fue durante mucho tiempo la mano derecha de Rita Barberá ahora no debería volverle la espalda. No le obligaron a aceptar el cargo.

miércoles, 3 de febrero de 2016

El obstáculo del PSOE

Pdr Snchz arremetió duramente contra Rajoy y el PP, como si este partido fuera el enemigo del PSOE, o el problema para formar gobierno, pero la cuestión es radicalmente distinta.
El gobierno más lógico en la actual situación española es precisamente el que buscan Rajoy y el PP, o sea, una alianza de los dos partidos que más votos sacaron.
Esa es también la mejor interpretación del resultado de las elecciones. Algunos políticos se llenan la boca diciendo: Lo que han querido decir los electores... El pueblo ha hablado y quiere...
Pues cabría interpretar -y esta interpretación sería tan válida como cualquiera de las que se han hecho, o más- que el mensaje de los electores es que están hartos del sectarismo. Salvo los que han votado a Podemos, obviamente. Quieren los electores que los políticos, en lugar de atacarse unos a otros, hablen y pacten. El problema es que Snchz ha obtenido el peor resultado de toda la historia del PSOE y necesita imperiosamente convertir la derrota en victoria, o sea, convertirse en presidente del Gobierno. Bajo esta premisa, está en manos de Podemos y hasta que no se dé de bruces con la realidad no va a entrar en razón.
Snchez está dispuesto a todo, con tal de ser presidente, pero ocurre que el apoyo de Podemos no es suficiente. Entonces mira a Ciudadanos, pero para que esta alianza le sirva necesita de la complicidad del PP. Es ilógico que si necesita el apoyo del PP ataque a este partido con tanta dureza, pero es que si no lo hiciera así nadie se explicaría que el pacto de gobierno no lo hiciera con él.
Un gobierno PP/PSOE sería un gobierno fuerte, que contaría enseguida con el apoyo de los mercados y con el que Ciudadanos necesariamente tendría que colaborar. Con este pacto el PSOE ganaría, porque sería visto como un partido responsable y también porque Podemos desaparecería de la escena, quizá para siempre.

martes, 2 de febrero de 2016

¡Pobre Rita Barberá!

Durante una buena tirada de años Rita Barberá pudo sentirse superior al resto de los valencianos, dueña del ayuntamiento, reina de la palabra. Su dictamen u opinión iba a misa. Más de una vez chuleó a Rajoy recodándole que si tenía el cargo era gracias a Camps.
Y ahora todo eso se ha ido a pique y pudiendo haber pasado a la historia como una buena o gran alcaldesa lo hará de otro modo, nada agradable, por cierto.
Parece mentira que quienes logran alcanzar alguna situación de relevancia queden deslumbrados por el poder de tal manera que se convierten en sus esclavos. No se dan cuenta de están sometidos a la más implacable de las inquisidoras, que es la historia. Se tiende a pensar que puesto que hay historiadores que se venden y descubren lo que se les manda, o lo que mejores resultados económicos les ofrece, podrán manipular la historia a su antojo, para salir bien parados. Pero las cosas no son así. La historia acaba triunfando sobre los historiadores venales.
No es sólo Rita Barberá la que va a quedar mal ante la historia, sino que son muchos los que habiendo gozado de cargos similares o superiores al suyo aparecerán como sujetos ridículos a medida que la verdad de las cosas se vaya abriendo camino. Como viene ocurriendo.
En su día, Hitler fue tenido por un gran personaje y fueron muchos en toda Europa los que le rindieron pleitesía y se convirtieron en sus cómplices. Quizá algunos se sirvieron de él y esto también se irá sabiendo. Pocos ahora se atreven a alabar públicamente a Stalin, aunque es posible que todavía tenga admiradores. Algunos incluso fueron bautizados con este nombre.
Estas cosas deberían servir de aviso para quienes logran cargos, pero no es así. Siguen comportándose con arbitrariedad y sectarismo. Se creen impunes al veredicto de la historia. O son tan burros que piensan que hacen bien.

lunes, 1 de febrero de 2016

Rivera y la regeneración democrática

El líder emergente que durante años ha estado confinado en Cataluña y de pronto, por motivos que quizá se puedan adivinar, ha dado el salto a la política española merced al apoyo de gran parte de la prensa, que al mismo tiempo se lo ha negado a UPyD, dice que Rajoy no puede liderar la regeneración democrática.
Que hable Rivera de regeneración democrática daría risa, si no fuera porque hay una multitud de gente que le cree, con lo cual lo que da es pena.
Este Rivera tramó con Cantó una traición a UPyD en el caso de que la candidatura en la que figuraba se hubiera impuesto en las elecciones internas a la de Herzog. No las ganó y se pasó a Ciudadanos él sólo y ahora es diputado. ¿Quién se puede fiar de Cantó? ¿O de Rivera, que pactó con él?
En las filas de Ciudadanos también está el asturiano Prendes. ¿Puede un partido que tiene a Prendes en sus filas hablar de regeneración democrática? No queda ahí la cosa. También está Fernando Maura en este partido. Por cierto, Javier Nart aceptó estar en la misma mesa con dos traidores de UPyD, Sosa y Maura.
El líder andaluz de Ciudadanos es otra prenda de mucho cuidado. Ciudadanos asfixia a Rajoy, pero acaricia a Díaz y se deja querer por Snchz.
En esta partida de tahúres en que se han convertido las negociaciones para formar gobierno, en la que los candidatos no procuran el interés general sino el de cada uno de ellos en particular, no se sabe a qué juega Rivera. O quizá sí. Puede que esté esperando que Snchz logre que Podemos renuncie a algunas de sus exigencias para unirse a un tripartito, habida cuenta de que en la otra opción, PP/PSOE no pasaría de ser un invitado de piedra.
Conviene recordar que Rivera no ha hecho suyas las querellas de UPyD.