viernes, 17 de abril de 2015

Juliana escribe sobre Rato

Cuando lo de Pujol no pudo hacer sopas, y no sabemos si pucheros, porque le pilló lejos, muy lejos, y totalmente incomunicado. Sigue sin decir nada sobre el caso, pero no es probable que sea por temor a Ferrusola, que avisó de que cuando se acabe todo les ajustará las cuentas a algunos.
Lo de Rato no ha pillado a Juliana en Brasil, sino que ha podido enterarse bien y ha escrito un interesante artículo sobre el caso, aunque lleno de prudencia. Esta prudencia tampoco es probable que se deba al temor a Rato 'para cuando se acabe todo', ni a los poderosos amigos que éste aún tiene.
En el artículo aparece Juan Pedro Hernández Moltó y su famoso «míreme a los ojos» que le dijo a Mariano Rubio. Claro que en aquel entonces no se figuraba que cinco años más tarde sería nombrado presidente de Caja Castilla-La Mancha. Si hubiera sabido que el Destino le iba a poner a prueba dándole un cargo habría sido más prudente y ahora no se estarían recochineando de él. Y da gracias al cielo de que sólo sea recochineo, porque si los votantes en lugar de decantarse por los corruptos y los vendedores de humo optaran por los que actúan su suerte podría ser peor.
El caso es que Juliana ha escrito un artículo extenso sobre Rato, en el que aparecen otros personajes y otras historias, y en todo el artículo no aparecen UPyD, ni Andrés Herzog. Eso es normal en España, porque La Casta podría molestarse, pero no es normal en el periodismo. Algo tiene que ver UPyD en todo este asunto. No hace mucho tiempo que la Fiscalía Anticorrupción rechazó la petición de UPyD de que Rato ingresara en prisión. También ha sido noticia que en los últimos meses Rato ha viajado tres veces a Suiza.
Yo creo que Herzog y UPyD merecen el agradecimiento de la gente honrada.

jueves, 16 de abril de 2015

Cutre Pablo Iglesias

«Si uno empieza por permitirse un asesinato, pronto no le da importancia a robar, del robo pasa a la bebida y a la inobservancia del día del Señor, y se acaba por faltar a la buena educación y por dejar las cosas para el día siguiente. Una vez que empieza uno a deslizarse cuesta abajo, ya no se sabe dónde podrá detenerse.»
Los convencionalismos son lo que son, pero uno quiere ser presidente del gobierno debe atenerse a ellos. N0 hacerlo supone faltar al respeto a la sociedad a la que se pretende servir. Pablo Iglesias puede vestir como quiera en su vida ordinaria, pero en los actos oficiales debe aceptar las formas socialmente establecidas.
Además, con respecto al regalo que le hizo al Rey cuenta lo siguiente: Le he dicho que seguramente sea una serie que le guste y le dé algunas claves para entender la crisis política en España”.
Eso de que 'seguramente' sea una serie que le guste es muy atrevido. Puedo decir que en lo que a mí respecta, es una serie que 'seguramente' no me gustaría. Es más, ni me molestaría en verla. ¿Por qué le ha de gustar a otra persona? ¿Tiene una bola de cristal que le permite adivinar los gustos de la gente?
La segunda parte de la frase es más cutre todavía. A cualquiera le molestaría que le dijeran eso. Lo correcto sería decir: En mi opinión, los motivos de la crisis...
Tal como lo ha expresado Pablo Iglesias, da a entender que él cree que sabe por qué se ha producido la crisis y el Rey no.
Se da el caso de que el Rey puede disponer de un nutrido grupo de asesores que le expliquen desde todos los ángulos posibles cualquier cosa que les quiera preguntar. Y queda la pregunta clave:
¿Por qué supone Pablo Iglesias que discurre mejor que Felipe VI?
Teniendo en cuenta que le votan muchos hay que hacerse a la idea de que nos va a caer encima una buena.

miércoles, 15 de abril de 2015

Es peligroso criticar a Rato

La vida está llena de peligros y uno de ellos y no el más pequeño es el de criticar a Rato. Se vio perfectamente, tras su espantada del FMI, que ya no cabe esperar que nos explique, que no tuvo problemas para encontrar unos cuantos consejos de administración en los que asentar sus posaderas.
Olivas pudo darse cuenta de que con Rato no valen bromas. Y ahora está el Banco de Valencia en manos de Fainé. Rato sacó a bolsa a Bankia y gracias a la querella de UPyD mucha gente ha recuperado su dinero. La contrapartida es que este partido ha gastado mucho dinero en la querella y está en peligro de extinción.
El editorial conjunto de los medios catalanes fue una vergüenza, pero no sólo se da en Cataluña. La sumisión de muchos directores de periódicos es palpable, y la de un nutrido enjambre de columnistas. Algunos saben disimular muy bien. Actúan como lacayos y se visten de paladines de la libertad y la rebeldía. No lo hacen de forma tan evidente como aquellos catalanes.
Los españoles nos pasamos mucho tiempo con el ansia de tener democracia. Ahora falta que nos convirtamos en demócratas.
Ser demócrata consiste en saber que uno es responsable de lo que hace. No vale decir 'voy a votar a éstos y si no lo hacen bien dentro de cuatro años votaré a otros', porque eso es infantilismo. Un demócrata sabe que si vota a éstos es responsable de lo que hagan éstos. Cuatro años después la catástrofe puede ser irremediable.
En España las oligarquías tienen el control absoluto de la situación. El día en que el cincuenta y uno por ciento de los españoles sea demócrata lo habrán perdido.
Cuando ocurra eso ya no será tan peligroso criticar a Rato, a Fainé, o a Soraya, entre otros.

martes, 14 de abril de 2015

Barcelona, la capital española del Mediterráneo

Los sucesivos presidentes del gobierno del actual periodo democrático han sucumbido a la tentación de apaciguar a los nacionalistas catalanes haciéndoles concesiones en sus ansias imperialistas.
Las consecuencias de todo eso las soporta el pueblo valenciano, que se ve obligado a soportar, anímica y financieramente, ese esperpento inútil que es la Academia Valenciana de la Lengua. Si tuvieran vergüenza, el PP y el PSOE habrían optado directamente por el original, el IEC, y de ese modo no le tomarían el pelo a nadie y el pueblo valenciano no tendría que gastarse el dinero inútilmente.
Pero es que ahora ha llegado Rajoy a Cataluña y se conoce que alguien le ha hecho creer que tiene que hacer concesiones y, como consecuencia, ha dicho que Barcelona es la capital española del Mediterráneo. O sea, que en su intento de conseguir un voto o dos más no le importa ofender a los habitantes de las demás ciudades españolas que dan a ese mar.
No existe la figura capital española del Mediterráneo, por tanto, eso que ha dicho Rajoy es una tontería digna de él. A los nacionalistas no se les aplaca con nada.
Quienes redactaron la Constitución, que se creían más listos que nadie, metieron la pata al darles tantas prerrogativas a los nacionalistas.
Como consecuencia de los caprichos de los nacionalistas catalanes el Reino de Valencia siempre sale perdiendo y es postergado muchas veces. Muchas de las tonterías de los nacionalistas se contagian a los valencianos, e incluso las asume Rita Barberá.
Hay catalanistas en el PP valenciano, y sobre todo en el PSOE valenciano.
Sin esa sumisión a los postulados catalanistas el Reino de Valencia estaría mucho mejor, entre otras cosas porque los socialistas habrían podido hacer una oposición eficaz, y eso en el caso de que no hubieran gobernado más tiempo.
Rajoy es cómplice de este estado de cosas. Tendría más votos en Cataluña si no fuera tan pusilánime con los nacionalistas.

lunes, 13 de abril de 2015

Andoáin, pueblo maldito

Del mismo que quienes condenaron a muerte a Sócrates le tienen ahora por un sabio y casi un santo, llegará el día en que quienes ahora desprecian a Joseba Pagazaurtundúa le dedicarán una plaza, pues lo considerarán como el héroe que fue.
Sobre la alcaldesa, Ana María Carrere Zabala, caerá toda la ignominia y el bochorno que merece por su actitud de denegar el permiso a la familia para que coloque en la plaza en la plaza en la que fue asesinado El buzón de Joseba, para que quienes callaron cobardemente ante el asesinato puedan descargar, de forma anónima si lo desean, sus conciencias.
Pero quienes callaron entonces votaron luego a Bildu, y callarán ahora ante la negativa de la alcaldesa a permitir el buzón. Las conciencias de quienes callaron siguen negras, del negro más feo.
La ignominia y el bochorno seguirán manchando el nombre de Andoáin, y el de tantas otras poblaciones en las que el apelativo 'humano' les viene ancho a sus habitantes.
Los nacionalismos sacan el lado más feo de la gente. Quienes creen que son de una raza superior a la de los demás siempre acaban demostrando que en realidad son unos mierdas. Las moscas revolotean a su alrededor.
Tiempo atrás me quité de mi lista a todos los que votan a Bildu, o comprenden a Bildu. Entre ellos y yo hay algo personal. Me consta que esos tipos cuando han de recibir una transfusión sanguínea, no preguntan si la sangre viene de Cádiz o de Marruecos. Tienen miedo a la muerte, pero no les importa matar a otros.
En el fondo, y también en la superficie, son unos envidiosos. Puesto que no son capaces de alcanzar la condición humana por sí mismos, 'comprenden' que los terroristas maten a otros, que muchas veces sí que han conseguido ser personas. Joseba Pagazaurtundúa fue uno de ellos, y somos muchos los que lo admiramos.

domingo, 12 de abril de 2015

López Aguilar, exministro

Cuando el gobierno de Zapatero nos reíamos de Pajín y de Aído (bueno, también de Blanco), sin percatarnos de López Aguilar también servía para la cosa. Rajoy también nos ha regalado unos cuantos de aúpa.
López Aguilar se creyó que con la que se empeñó en llamar Ley de Violencia de Género, en contra del parecer de los académicos de la RAE que recomendaron que se usara 'violencia doméstica', podría arreglar el mundo. Ahora se encuentra atrapado en su propia ratonera, pero bien protegido por su escaño. Debería dar la cara y renunciar a él. Debería.
Pero su caída en su propia trampa va revelando otras cosas. Ha trascendido, por ejemplo, que le dijo a su exmujer: “gorda, me merezco una mujer con más pecho” y eso no está bien que lo diga un ministro de Justicia. En realidad, no está bien que nadie diga eso. Pero que un ministro de Justicia que pretende acabar con la violencia doméstica cosifique a su mujer de ese modo tiene guasa. O sea, que se merece una mujer con más pecho.
Habría que averiguar por qué la mujer no le dio con la puerta en las narices en ese mismo momento. Cómo pudo enamorarse y vivir durante 17 años con un hombre que sólo se fija en los atributos físicos. Y también debería explicar ella por qué pensaba que un señor con esa manera de pensar podía arreglar alguna de las cosas que van mal en España.
Las cosas que Natalia de la Nuez le ha contado a la jueza titular del juzgado de Violencia sobre la mujer, lo dejan a él en muy mal lugar, pero también a ella, puesto que ha compartido su vida con este hombre durante unos cuantos años.
A Zapatero también lo deja en mal lugar, por haberlo elegido para ministro de Justicia., pero es difícil que se dé cuenta de eso.

sábado, 11 de abril de 2015

Gregorio Morán nos la da con queso

Es sabido que cualquier vino, si se toma con queso, parece bueno. La sabatina de hoy está dedicada a Grecia y Syriza y de paso también a España. Hay que acercar la lupa.
Es cierto que no se debió dejar entrar a Grecia en la Unión Europea, porque presentó unas cuentas amañadas, pero quien pidió entrar e hizo trampa con las cuentas fue Grecia.
Es cierto que la Unión Europea no examinó con esmero en ningún momento las cuentas que fue presentando Grecia, pero fueron los sucesivos gobiernos de este país los que estuvieron engañando todo el tiempo.
Es cierto que el gobierno de Syriza es legítimo, puesto que ha ganado las elecciones, pero también lo es que su problema ahora consiste en cumplir las promesas que ha hecho. Los demás países de la Unión no tienen la culpa de eso.
Con respecto a España cabe decir que tampoco se debió dejar entrar a nuestro país en la Unión Europea, habida cuenta de que la separación de poderes es inexistente.
Alemania no tiene la culpa de que España en lugar de reducir su elefantiásica Administración haya cargado la crisis en los más indefensos. Alemania no tiene la culpa de que los votantes españoles castiguen negándole el voto al único partido que aboga por adelgazar las estructuras del Estado y por la separación de poderes.
Alemania no tiene la culpa de que los votantes españoles opten por los políticos corruptos que malgastan el dinero de los impuestos.
Alemania no tiene la culpa de que las instituciones españoles no funcionen igual de bien que las alemanas.
Lo que hace Alemania es decirles a España y Grecia que han de ahorrar, pero no les dice dónde han de aplicar los ahorros. Si en España tenemos una gran cantidad de políticos que no saben hacer la o con un canuto y otra no menos numerosa cantidad de políticos con la cara muy dura es asunto nuestro, no de Alemania.