lunes, 25 de mayo de 2020

China contra Dios


Aunque en propiedad no cabe hablar de China, sino del gobierno chino, y tampoco sería correcta la referencia a Dios, porque no lo ha visto nadie, por lo que no se puede saber si existe o no existe. Quizá fuera más correcto referirse a las leyes de la Naturaleza según las cuales el ser humano es intrínsecamente libre.
En China esa libertad no existe de ninguna de las maneras, de modo que los chinos viven sometidos de manera oprobiosa y humillante desde hace mucho tiempo. El reto es ver si ese estado de cosas se puede mantener indefinidamente. Hay que recalcar que mientras tanto el mundo occidental no se inmuta ante esa realidad, como si no le incumbiera. Y no sólo eso, sino que además permite su intromisión en los mercados financieros y se siente aliviado si compra deuda pública. Tampoco le produce ninguna alarma que China esté colonizando, con métodos de hoy, algunos países de África y de América del Sur.
Esa esclavitud en la que viven los chinos puede extenderse a otras zonas del mundo, y no es el único movimiento en este sentido, porque otras fuerzas de índole también comunista también inciden en este intento. De modo que si volvemos al título y damos por hecha la existencia de Dios, el enunciado se podría cambiar por Satanás contra Dios.
Los chinos están siendo vigilados mediante la tecnología más avanzada, de modo que no gozan de privacidad en ningún aspecto de sus vidas. El ordenador central del gobierno chino, o conjunto de ordenadores, sabe lo que sueña y lo que teme cada uno de los chinos.
Goebbels sabía que la proporción de posibles rebeldes es de uno por mil, pero en las condiciones de China, el porcentaje aún ha de ser inferior.
¿Aprenderán los chinos a disimular tanto sus sentimientos que los ordenadores gubernamentales que controlan sus rostros no los detecten, y poder así organizar una insurrección? ¿Lograrán establecer una red los chinos que viven en el exterior para derrocar al régimen? ¿Acabaremos cayendo todos en las garras del poder chino?

domingo, 24 de mayo de 2020

El porvenir de este gobierno


Con respecto a la última, por ahora, traición de Pedro Sánchez, los hay que han querido ver en ello un plan a largo plazo. Sin embargo, cualquiera que se fije en el personaje se dará de que es imposible imaginarlo en algo que no sea mirarse al espejo. Pero es que está el mini Rasputín, dirán. Pero tampoco, porque éste se ha adaptado a su jefe como el guante a la mano, y lo que se le ve hacer es llevarle el espejo de aquí para allá, procurando siempre que le devuelva el enfoque más favorable a su narcisista amo.
Iglesias, terciará alguno. Pues tampoco, porque si tuviera algo de talento ya habría desbancado al PSOE, y sin embargo desde aquellas primeras elecciones en las que estuvo a punto de hacerlo no ha hecho más que perder votos. Su torpeza le lleva a creer que la mayoría de los votantes son tan canallas como él.
El electorado de este gobierno está aquejado de sectarismo y de odio, por lo que poco bueno se puede construir con eso. Cada vez son menos los socialistas que le dan sustento. Y los desengañados ya no se van a Podemos como anteriormente.
Algunos intelectuales están conformes con él, pero veamos algunos ejemplos: Cuando le llegó el momento en el diario en que dos tortolitos de mucho prestigio cultivan sus imágenes entre seráficas y bucólicas tuvo que hacer un ERE estratosférico, los dos citados ejercían de chivatos. Esta información duró muy poco tiempo en Google, del mismo modo que la búsqueda de Juan Luix ya no da ningún resultado; durante un tiempo aparecían decenas de respuestas. Si otro intelectual da rienda suelta a su malestar con el gobierno en una columna, en la siguiente, días después, esparce tinta de calamar, arremetiendo sobre todo contra el PP.
Es decir, hay intelectuales con afición a poner el cazo o recibir trato ventajoso. Esos son los que están conformes.
Ahora trata poner la atención en la preferencias del Ibex, según mis observaciones. Los ordenaré empezando por los más detestados y al final los más aceptados o deseados: UPyD, Bildu, Podemos, ERC, nacionalistas catalanes y vascos, Vox, PP, Ciudadanos, PSOE.
En otros tiempos, el más detestado fue la UCD, y los más deseados, CiU de Pujol, PNV de Arzalluz y el PSOE de Felipe González.


sábado, 23 de mayo de 2020

Este gobierno va a caer pronto


No sabemos quien le carda las coletas, ni quien se las peina, pero sí que es un pedante y un cursi: «pacta sunt servanda», dicen que ha dicho. Y un jamón con chorreras, desde que están esos dos, Pedro y Pablo, Pablo y Pedro, los Picapiedra, todo vale, siempre y cuando sea sucio y asqueroso. Catalogados ambos, por muchos, como psicópatas, a falta se sometan al test de Robert Hare, no cabe esperar nada bueno de ellos.
Juegan a creerse los reyes del mambo, pero tanto va el cántaro a la fuente que se rompe. Mientras desaparezcan cientos de millones, sin que nos digan dónde van a parar, del dinero público, o sea, de los impuestos, todo va bien. Para ellos, claro. Para los contribuyentes, cuyo papel es el de cornudos y apaleados, no. Los problemas para el gobierno comienzan cuando el dinero que está en peligro es el de algunos particulares. Entonces es cuando El País se descuelga con algunos editoriales muy significativos y los podemitas captan la situación y lanzan toda su artillería contra Calviño. Eso se llama morir matando. Hay una frase también en latín para casos como este, pero esperaré a que la pronuncie el pedante.
Este gobierno está condenado a caer desde el principio, porque carece de bases firmes, necesarias para llevar a cabo cualquier proyecto. Sus dos componentes principales cuentan con una habilidad para el engaño, que cultivan con esmero, y la capacidad de capitalizar en beneficio propio el odio latente en nuestra sociedad. Pero lo que garantizan estas peculiaridades es el deterioro constante de aquello que tengan entre manos.
Descontados esos socialistas entregados con fervor a ser correa de transmisión, todos los demás respirarían aliviados si Sánchez se viera obligado a dejar la presidencia. Por su propia iniciativa no lo hará, pero cuando le den el empujoncito se dará cuenta de que ha perdido.

viernes, 22 de mayo de 2020

Rufián dio una noticia increíble


Dijo que había ido a la escuela, lo cual de ser cierto salta a la vista que con muy poco aprovechamiento. La suerte que tuvo es que en su tiempo los maestros ya no ponían orejas de burro a los más zotes.
Abascal goza de un privilegio totalmente fuera del alcance de Rufián: el de haber sido señalado y amenazado por la banda terrorista ETA, y actualmente por los podemitas, simpatizantes de esta.
Anguita fue señor que tuvo la extravagante creencia de que su ideología puede servir para algo bueno. Me sorprendería que hubiera efectuado algún tipo de alabanza a Rufián, personaje totalmente antagónico a lo que él fue. Anguita no entró en la política para vivir de ella, sino que fue total y absolutamente honrado. Resultaba más incómodo para la izquierda que para la derecha.
Blas Piñar era el notario de Madrid que más ingresos declaraba a Hacienda. Era un hombre muy culto, pero con la estrafalaria creencia de que su ideología pudiera servir para algo bueno. No entró en la política para vivir de ella. Dijo en la televisión del Régimen que era fiel al franquismo, no a Franco. Y añadió que éste había intentado encarcelarlo. Habrá que traducir todo esto a un lenguaje que entienda Rufián: Blas Piñar era honrado, bravo, coherente y no era un mamón. Supongo que este último concepto será el que capte más pronto y más extrañeza le produzca.
Rufián es un sujeto que hace honor a su apellido, porque al menos ha desvelado a traición las identidades de dos personajes de la red, Pastrana y Lady Crocs, dando además otros datos suyos, con lo cual los pone en peligro, por el simple detalle de que son adictos a la verdad y no a la mentira.
Alardea mucho, pero se cuida más de no hacer o decir nada que pueda llevarlo a la cárcel. Puede estar seguro de que de eso sí que se da cuenta el delincuente Junqueras.

jueves, 21 de mayo de 2020

El Rey del Escrache


Se queja de que le hacen escrache grupos de personas que deambulan separadas unas de otras por, al menos dos metros de distancia, y enarbolan banderas de España. Sería un homenaje, porque es el vicepresidente de España. Es curioso que le hagan escrache. A él, que está protegido por una verja, y luego por un jardín, con lo que las voces le han de sonar lejanas, y, sobre todo, que está protegido por las fuerzas del orden. ¿Por cuántas? Por todas las que haga falta: «Pablo Iglesias @PabloIglesias
"La policía no protege a la gente, son matones al servicio de los ricos" Mi Vídeo-monólogo de ayer causará polémica
11:59 a. m. · 15 nov. 2012 ».
No le ha sentado nada bien al hombre, que ha dicho algo así como: ¡os vais a enterar! Claro, el rey de los escraches es él. Es un producto que ha importado de un país lejano y del que todo apunta a que tiene los derechos exclusivos. Se van a enterar unos cuantos, de nuevo, de lo que es un escrache. Sin casoplón con amplio jardín y sin policía protegiendo el asunto puede ser serio.
En un tiempo ya lejano, alguien, no sabemos si hombre o mujer, debió de percatarse de que algunos individuos poseían un detalle especial. Le llamó cara dura, seguramente porque observó que el rostro de estas personas no se inmutaba lo más mínimo cuando sus interlocutores o testigos mostraban extrañeza o incredulidad. Como si fueran de piedra.
Se ha perdido ya en la memoria del tiempo el nombre de la persona en la que se detectó dicha característica o ventaja competitiva, pero de lo que no cabe ninguna duda es de que el grado de dureza que pudiera tener la cara de dicha persona ha sido ampliamente superado, sin que sea necesario dar los nombres que quienes lo han conseguido, porque están en la boca de todos.

miércoles, 20 de mayo de 2020

Fundéu corrige a Pedro Sánchez


En su recomendación diaria correspondiente al día de hoy, Fundéu explica la conjugación del verbo ‘prever’. Lo hace de forma masticadita, paso a paso y con ejemplos, sin duda para que lo pueda entender, Pedro Sánchez, ese señor que de lo único que da muestras de saber algo es de que es el presidente del gobierno. Y de dotarse de mucha pompa y boato. Y de no decir nunca la verdad.
Según cuenta Rosa Belmonte en un artículo que lleva por título ‘Pedro de la Preveyéndola’, publicado en 2014, estaba Sánchez presumiendo ante Piqueras de tener el alma blanca, demostrando ya en esos años tan jóvenes que la verdad y él no se llevan bien, cuando el presentador le preguntó cómo se combate la corrupción. Pues preveyéndola, respondió. Doble error: Ni sabía conjugar verbos, ni tampoco tenía nociones de democracia, ni excesivo interés por lo que ocurría en la política española. Si no hubiera estado tan pendiente del espejo, como suele, se habría dado cuenta de en ese año todavía UPyD luchaba bravamente contra la corrupción y llevaba ideas al respecto en su programa , propuestas en el congreso y actividades en los tribunales. Si los españoles no votaron a este partido es porque la corrupción no les preocupa tanto. Tampoco a Sánchez, que solo habla de la del PP y obvia la del resto, incluido el PSOE. ¿Cuántos millones se han volatilizado en la supuesta lucha contra el virus chino? ¿Cuántos millones se volatilizaron con los ERE? ¿Cuántos millones se han empleado para ‘engrasar’ a los medios afines?
La corrupción solo se puede combatir en los países democráticos, porque los no democráticos son corruptos por naturaleza. Y en democracia los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial han de ser independientes unos de otros. En cambio, Sánchez quisiera agrupar a los tres en uno.


martes, 19 de mayo de 2020

Ábalos es como las chonis


O sea, como las ministras chonis, que cultivan al mismo tiempo la ineptitud y la mala educación. Aunque las citadas características son generalizadas entre el actual Ejecutivo.
Dice el tal parásito gobernante: « Yo puedo hacer un test hoy, con una fiabilidad X, y mañana ser contagiado». Omite, cabe deducir que con muy mala intención, que la finalidad de los test que se piden desde el principio es saber quienes son los contagiados, para proceder en consecuencia. Con ello no habría habido excusa para arruinar al país. Ni el gobierno podría haber decretado el estado de alarma, excederse luego ampliamente en su aplicación, y permitir durante el mismo que se ‘evaporen’ una gran cantidad de millones de euros de los impuestos de los españoles, buena parte de ellos trabajadores en precario, con lo que se demuestra que en contra de lo que publicitariamente dice, no los respeta. ¿Cómo es posible que unas personas acostumbradas a engañar y traicionar, como son todos los componentes de este gobierno, se hayan dejado engañar, y no una sino varias veces, con grave quebranto para el erario, en la compra de material sanitario? ¿Dónde estará ese dinero?
Ábalos no solo es bobo, sino que nos toma a los demás por idiotas. Ya pasó cuando lo de su Delcy y no se entiende que los demás partidos hayan aceptado aquellas excusas tan burdas y le sigan el juego al gobierno, como si nada. Incluso un partido aparentemente digno, como es Ciudadanos, lo haya apoyado en la prórroga del estado de alarma, siendo evidente que este gobierno nunca planea nada bueno para los españoles, sino que con nocturnidad y alevosía lo aprovecha todo para hacer el mal y encima chulearse y pavonearse y exigir prudencia, cuando moralmente no está en condiciones de pedir nada que no sea perdón por el daño hecho y el quebranto económico causado. Unidad pide, sin proponer nada decente a cambio.