miércoles, 29 de junio de 2016

Convengo con Javier Marías

No es que yo sea forofo o simpatizante de Javier Marías y ni siquiera asiduo lector; de hecho, ha sido la casualidad la que me ha llevado a leer su artículo 'Perrolatría'. Me apresuro a confirmar que estoy de acuerdo con su contenido.
No se me escapa que lo que dice cae completamente fuera de lo políticamente correcto en estos tiempos. Baste recordar que una cantidad ingente de personas cuyas entendederas no cabría calificar como brillantes en ningún caso se creyó autorizada a descalificar a Fernando Savater por su Tauroética, libro lleno de lógica y de inteligencia.
Aclaro que tengo perro, perra en realidad. Es una pinscher mini y no creo que sea necesario explicar por qué la tengo. Anteriormente tuve una yorkshire y una gata siamesa, porque mis hijos los quisieron. Cuando fallecieron ya muy viejas las dos decidí que no tendría más, porque la verdad es que no necesito un animal de compañía. Años después tuve que revocar mi decisión.
O sea, tengo perro y me parece acertado lo que ha dicho Javier Marías. No me extrañaría, sin embargo, que algún locutor de radio lo hubiera insultado. Quien ose ponerse en contra de la opinión pública dominante ya sabe a lo que se expone. Sentirse arropado por muchos da idea de impunidad y con ella en el horizonte los hay que se envalentonan.
Una de las claves del artículo citado es esta: «Los animales carecen de derechos por fuerza, lo cual no obsta para que nosotros tengamos deberes para con ellos.» No hay argumentos que lo puedan contradecir, pero ya se sabe que los argumentos son menos tenidos en cuenta que las leyes de la manada.
¿Y por qué sabiendo esto y que ésta es otra causa perdida abogo por ella? ¿Es que me siento masoquista? Pues no. Si no somos capaces de defender la razón y la lógica luego no nos podremos quejar si llega la barbarie.

martes, 28 de junio de 2016

Rajoy venció

El programa electoral de sus tres rivales consistía precisamente en echarlo del gobierno y resulta que Rajoy ha obtenido más votos y ellos han empeorado los resultados que obtuvieron en los comicios anteriores.
Cabe la posibilidad de que se empecinen en lo mismo y haya que repetir las elecciones de nuevo, en cuyo caso se puede vaticinar que Rajoy obtendría la mayoría absoluta. Pero de momento, la atención está puesta en el numerito que presumiblemente montarán los de Podemos cuando acudan a recoger sus actas. Hay mucha permisividad a este respecto y ellos suelen abusar de esa benevolencia y hacen unos juramentos más propios de jumentos que de parlamentarios españoles, a la par que la vestimenta que llevan es más adecuada para ir a pasear por el campo que para un acto tan solemne. Pero nada, ellos a la suya, con sus coletas, sus morreos, sus modos de bescansar, etc.
Y mientras este ganado accede al Parlamento, personas tan laboriosas, sabias y responsables, como Pagazaurtundúa, Savater y Maneiro se han quedado fuera.
Otro que tal baila es Riverita, que le quita votos al PP para dárselos al PSOE. Dada la procedencia de sus votos, no puede criticar al PP para que se le cabree su electorado, pero entonces lo que hace es centrar sus críticas en Rajoy, y ahí se le ve el plumero, porque ni con el PSOE ni con Snchz, con lo queda claro que le guía su interés personal y no el de España. En las circunstancias actuales depende de la suerte. Si el PSOE pacta con el PP, Ciudadanos se convertirá en irrelevante.
Pdr Snchz es otro descerebrado. Si en la legislatura anterior hubiera pactado con el PP no habría habido que repetir las elecciones, con el gasto que eso conlleva y la economía iría mejor seguramente. El papel de Podemos y Ciudadanos habría sido mucho menos importante y el PSOE habría ganado enteros ante la ciudadanía y habría podido ganar las siguientes elecciones. Pero el chico no parece capaz de aprender de sus errores.

lunes, 27 de junio de 2016

El concepto del voto útil

Se introducido en la política la idea del voto útil, a partir de la cual se ha de llegar por fuerza a la voto inútil.
Esto es una perversión. El voto más útil es el de quien vota en conciencia. En mi caso particular, no me he dejado arrastrar por el miedo, ni por el sectarismo, ni tampoco me he dejado confundir por quienes prometen el oro y hasta el moro, como si el dinero brotara de la tierra. He votado a los mejores candidatos, los más solventes culturalmente, los más solidarios.
La solidaridad es una palabra que se emplea mucho, abundan los que hacen carrera a costa de ella. Sin embargo, los hechos prueban que no hay tanta. Una cosa es que se abuse de la palabra y otra que se sea consecuente con lo dicho. En España, una persona verdaderamente solidaria siempre tiene en cuenta a las víctimas del terrorismo. Se trata de unas víctimas totalmente inocentes. Fernando Savater, una persona cuya capacidad intelectual sólo pueden negar las malas personas, ha dedicado gran parte de su vida a luchar contra el terrorismo y consolar a las víctimas. Maite Pagazaurtundúa, una persona con una valor y una lucidez innegables es la garantía, junto con otras personas, de que los terroristas jamás podrán conseguir sus propósitos. Fernando Savater y Maite Pagazaurtundúa son dos personas solidarias y valientes. Tienen otras posibilidades en la vida, pero han decidido seguir denunciando la infamia y luchar contra ella.
¿Si yo he votado por el partido en el que ellos están, por qué mi voto se ha de considerar inútil? ¿Porque hemos sido pocos los que hemos pensado lo mismo? Esos pocos hemos votado la mejor opción para todos. ¿No serán más inútiles los votos de quienes han optado por los populistas? ¿No es una vergüenza para España que Pablo Iglesias haya sacado más votos que Fernando Savater? Teniendo en cuenta además que uno se presentaba para vivir de la política y el otro para servir a los ciudadanos.

viernes, 24 de junio de 2016

Borrell abusa de Junqueras

Resulta difícil de entender que Junqueras accediese a enfrentarse a Borrell. Parece claro que no había leído el libro que el exministro tiene publicado sobre los asuntos que trataron en el debate.
Cuando Borrell habla de economía o de la Unión Europea induce a pensar que es el socialista que muchos, votantes o no del PSOE, desean que haya. Un personaje capaz de justificar al socialismo por sí mismo. Alguien que haga olvidar a los nefastos Glez., Zapatero, Rubalcaba, Snchz. Sin embargo, cuando Borrell habla de política no se muestra como socialista, sino como sectario. ¿Cómo pueden convivir en el interior de un cerebro las altas capacidades intelectuales con la visión mezquina de la vida? Es un misterio. Puesto que somos incapaces de descifrar este arcano, tendemos a ver a Borrell como a alguien grande hasta que él mismo nos muestra su pequeñez y queda aquello como una ilusión óptica.
Pero tampoco era necesario que apareciera él en su tamaño natural. Podríamos habernos preguntado que cómo es posible que tolere al PSC. La respuesta es que no queremos ver aquello que nos rompe la ilusión. El PSC es un partido que desde el principio traiciona al PSOE. Borrell lo ha de saber. Quien dice que es nacionalista y socialista, miente, porque sólo es nacionalista. Si realmente fuera socialista no sería nacionalista. Cabe interpretar que Borrell no se ve con fuerzas para enfrentarse a esta monstruosidad ideológica. Y cuando alguien no tiene fuerza para defender la razón tampoco la tiene para escapar de la sinrazón. Si no tiene coraje, será rehén de sus pasiones y vicios y ahí está el sectarismo, a la puerta de su casa, esperando a que salga para atraparlo.
Ya se ve que Borrell es un torero de salón. Ahí es en donde da unos pases maravillosos, demostrando una variada gama de recursos. Lo de bajar a la arena, como hace Fernando Savater, candidato de UPyD, es otro cantar.

jueves, 23 de junio de 2016

De acuerdo, esta vez, con Cacho

Si al ministro del Interior le graban una conversación en su propio despacho es que el ministro del Interior es tonto. Quien haya hecho la grabación, que se ha utilizado para perjudicar al PP, quizá se tenga por muy listo, pero no cae en la cuenta de que no es más que un Verstrynge cualquiera. Pero no sólo ha traicionado a Fernández, sino también a los ciudadanos al tratar de influir en su intención de voto con su maniobra torticera.
Habría que guardar el corte de la grabación de Pepa Bueno, citado por Cacho en su artículo, para sacarlo en momentos de aburrimiento y echar unas carcajadas a su costa. Estas personas que se las dan de puras, santas y vírgenes son imprescindibles, puesto que sin ellas la vida sería mucho más aburrida. Lo que cuenta Cacho de Gabilondo es mucho más divertido, pero en mi caso particular la grabación presenta el problema de que en cuanto oigo la voz de éste me entra un sueño invencible.
También estoy de acuerdo con Cacho cuando afirma que el PP es una finca de amiguetes dispuestos a resistir contra viento y marea.
A estas alturas no debería quedar nadie que no supiera que Rajoy no es Churchill, es que ni siquiera es un churchilllito, pero es que tampoco llega a minichurchillito. Sólo es Rajoy, un pobre hombre al que le ha caído encima toda la incompetencia de quienes le precedieron y toda la insensatez y caradura de las autonomías, y quieren que lo resuelva. La suerte que tenemos es que ni siquiera lo intenta.
El problema de los españoles llega cuando se consideran las alternativas a Rajoy y en este momento exacto el problema se convierte en drama. Un guaperas descerebrado, un sinvergüenza redomado y un jugador de ajedrez, sin más contenido que su arte para desplazar las piezas por el tablero, según lo definió Gustavo Bueno.
Por cierto, mi voto será para UPyD.

miércoles, 22 de junio de 2016

Algunos dueños de editoriales

He podido saber que los dueños de dos editoriales son admiradores de Podemos. No me extrañaría que no fueran los únicos. No puedo poner los nombres, puesto que no lo he averiguado directamente, sino a través de terceros y de deducciones a la vista de su comportamiento. Entre otras cosas, he advertido en ellos inquina sobrevenida. Tengo escrito que para votar a Podemos hay que sentir odio, aunque algunos de los interesados puedan no reconocerlo.
Varios millones de personas han votado a Podemos, por tanto puede extrañar que me refiera a dos. El caso que a la gente que trata con los libros se le ha de suponer apertura de mente, gusto por la investigación y el convencimiento de que la democracia es el único sistema político aceptable. En estas, es obvio que nadie medianamente informado debería votar a Podemos, pero una cosa es la teoría y otra la práctica.
Nada de lo que dice o hace Podemos resiste el más somero análisis, por lo que los votos que obtiene este partido refuerzan la tesis de que buena parte de los votantes no se sirve del cerebro para hacer su elección, sino de otras zonas de su anatomía situadas en lugares más bajos.
Todo lo que hacen los componentes de este partido está encaminado a conseguir el poder, con la intención indisimulada de quedárselo para siempre. Nada en ellos evoca, ni siquiera remotamente, la democracia. Saben que si lograran la presidencia del gobierno la Unión Europea no les permitiría llevar a cabo sus deseos, por lo que su intención es sacar a España de ella y de ahí sus continuas críticas al euro. Otra de sus tácticas, que parece que han abandonado últimamente, es señalar a Alemania como causante de todos los males y atribuirle la tentación de volver al nazismo. Ellos, los populistas, serían los salvadores de Europa. Esto es una atrocidad. El nazismo hoy en día presenta un peligro insignificante. El peligro grave es el populismo, que nos sumiría a todos en la ruina.

martes, 21 de junio de 2016

Otro ridículo de Zapatero

Es que este tipo no para. Todavía no se ha enterado de lo nefasto que fue para España y persiste en su actitud irresponsable.
Sabe que su opinión es tenida en cuenta por muchos y no le importa la calidad personal de los citados, sino que se sirve de ese 'prestigio' para seguir haciendo el mal. Comparado con él, Felipe González es un hombre de Estado. Por lo menos González sabe que lo de Venezuela es una atrocidad. Zapatero se empeña en defender al chavismo, pasando por alto sus atroces consecuencias. González sabe que Podemos es el timo de la estampita, Zapatero aboga por esos pájaros de cuenta.
Pero lo peor de Zapatero fue que ayudara a ETA a vencer a España. Cuando la banda terrorista estaba prácticamente derrotada, apareció el pájaro este para cambiar las cosas y convertirla en vencedora. Luego Rajoy no se ha atrevido a poner las cosas en su sitio y las conserva tal cual las dejó Zapatero.
El PSOE, está en un plan tal que sus gentes más valiosas, Maite Pagazaurtundúa, Rosa Díez, etc., se ven obligadas a abandonar el partido, y personajes tan nefastos como Eguiguren, Pachi López, Odón Elorza, copan los cargos y presumen de socialistas. Y luego hablan de regenerar España. ¡Qué van a regenerar estos! Lo que pueden hacer y lo harán es envilecer más al PSOE y a España.
Zapatero dice muchas cosas que no se sostienen, como lo que opina de Podemos, por ejemplo, pero una de sus ridiculeces más grandes fue catalogar a Otegui como hombre de paz. ¡Un etarra hombre de paz! Hay que tener morro para decir eso, pero sobre todo ser burro.
Ahora Otegui ha dicho que lo abdujeron unos hombrecillos verdes, y al decir eso retrata a Zapatero y a todos los que le apoyan (a él, a Otegui): Más ridículos y miserables no pueden ser.
Otegui es demasiado cobarde para ser un hombre de paz.