sábado, 23 de agosto de 2014

Montano se lo toma a guasa


Pero no es talento precisamente lo que le falta para darse cuenta de lo que ha hecho mal. De cualquier modo tampoco me interesa demasiado esta cuestión.

Sí que me preocupa más la actitud de la Mujer-Pez, que como tantos otros desvía la cuestión. Critica a Irene Lozano, obviando el desencadenante de su reación, que fue el artículo de Francisco Sosa Wagner, y aboga por la unión de los dos partidos, sin tener en cuenta que esa es una opinión particular, que puede ser acertada o no, pero que no es el meollo del asunto.

En lo que a mí respecta, no tengo trato con Irene Lozano. Tampoco estoy afiliado a ninguna formación política, porque la disciplina de partido no va conmigo. Para que yo pudiera estar en algún partido habría que concedérseme la libertad de voto. El hecho de que pueda estar de acuerdo con el ideario de un partido no significa que tenga que estar de acuerdo con todas las decisiones que se tomen o con todas las interpretaciones que se hagan de ese ideario. Pero procuraría que nadie me pudiera acusar de deslealtad institucional. Si tuviera alguna discrepancia con la forma de dirigir el partido o con sus estrategias la expondría en los órganos del partido. Y si la decisión que se tomara al respecto no fuera de mi conformidad, abandonaría el partido y devolvería el escaño, si lo tuviera, y entonces hablaría. No haría nada desde dentro que pudiera perjudicar al partido o a sus dirigentes.

Los votantes de Podemos suelen tragarse los discursos que les echan sin utilizar su sentido crítico para analizarlos. En el caso de Francisco Sosa Wagner se tiene en cuenta lo que ha dicho, obviando dónde, cómo y por qué lo ha dicho. Ni siquiera había insinuado antes nada parecido. Lo que sobrevuela ahora es el sospechoso mantra de la unión entre UPyD y Ciudadanos, que si bien se mira podría desembocar en la desaparición de UPyD. 
 

viernes, 22 de agosto de 2014

De Montano a Espada

Hay un párrafo rescatable del artículo de Montano titulado Lío en la segunda división (política), que es este: «la manera abrupta y como a traición para con su propio partido de soltarlo. Y rechina también que Sosa Wagner no hubiese manifestado antes esa postura.»
Partiendo de esa traición que reconoce, aunque trata de suavizar, el resto del artículo da risa.
En el libro 'Citileaks. Los españolistas de la plaza real', en el que se cuenta la gestación y nacimiento de Ciudadanos, pone que Montano participaba en un blog anterior de Espada y quizá se hicieron amigos entonces, o acaso ya lo eran de antes.
Espada revolotea por las alturas en busca del error, y cuando lo encuentra se lanza en picado. Nunca, nunca le ha encontrado un error a Ciudadanos, pero son cíclicos sus ataques a UPyD, bien en la persona de Rosa Díez, o como esta última vez en la de Irene Lozano.
Le pregunté a un amigo de UPyD: ¿Crees que Sosa Wagner se habría lanzado al arroyo sin tenerlo acordado con alguien? En absoluto. Esto es un plan, me respondió.
Porque la cuestión es esa, Sosa Wagner siempre había estado callado, como hace notar Irene Lozano en su respuesta, cosa que obvian quienes se han lanzado a su yugular. Si hay algún error en la respuesta de Irene Lozano, peor todavía es lo de quien la provocó.
Se conoce que algunos piensan que desacreditando a Rosa Díez, y de paso a Irene Lozano, UPyD desaparecerá y Ciudadanos podrá ocupar su espacio político. La idea de la fusión o unión entre ambos partidos podría ser el Caballo de Troya que permita destruir a UPyD.
En España hay poca tradición democrática, incluso entre los intelectuales. La función de un intelectual es criticar los desmanes de los poderosos, no influir en la política, porque si lo hace se convierte en poder.

jueves, 21 de agosto de 2014

En honor de James Foley

Y con él de todos aquellos que son víctimas de cualquier tipo de fanatismo en cualquier lugar. No he visto el vídeo, ni tampoco lo voy a ver. No tengo estómago para eso. Sí que he visto la foto, y además es imposible no verla, en la que se presenta a la víctima a cara descubierta, mientras que el verdugo, cobarde como todos, esconde su rostro.
El Estado Islámico es un peligro grave para el mundo. Son millones de personas fanatizadas y dispuestas a todo. Es muy difícil controlar eso . Y el uso de la fuerza no provee más que soluciones pasajeras.
Si la ONU fuera un organismo respetado en todo el mundo, porque sus resoluciones intentaran ser justas, aunque perjudicaran a los poderosos y se respetaran y se cumplieran y ningún país tuviera derecho a veto, habría alguna esperanza de poder parar esa marea tenebrosa. Pero como las cosas no son así, los países democráticos deberían tomar medidas conjuntamente con el fin de impedir la progresión del Islam en las actuales condiciones. Habría que prohibir esta religión en los países democráticos mientras en los países musulmanes no exista democracia ni libertad de culto. Ese también sería un modo de solidarizarse con los habitantes de esos países, aunque fuera en contra de su voluntad. Algún tendrían que darse cuenta.
En muchos de los países democráticos hay políticos que fomentan el fanatismo, y aunque el que fomentan no tenga nada que ver con el islámico, también es muy peligroso, de modo que habría que aprender la lección.
La fotografía en la que se ve a James Foley es sobrecogedora y ningún ser humano puede regodearse con el vídeo, ni estar de acuerdo con la foto. Que se haya difundido con fines publicitarios demuestra hasta qué punto ha penetrado el mal en nuestro mundo.

miércoles, 20 de agosto de 2014

La traición de Sosa Wagner

La traición es habitual en la política española. Baste recordar que Roca fue a contarle a Solchaga las trapacerías de Pujol, y que al que fue conocido como 'El enano de Tafalla' le faltó tiempo para hacérselo saber al bergante catalán. Roca traicionó a Pujol y Solchaga a los contribuyentes honrados.
La traición es propia de patanes, y a menudo ni siquiera son conscientes de que la hacen. Un patán (o una patana) no se fija en esas cosas. Son patanes aunque tengan una inteligencia privilegiada y unos modales tan finos como aquel Francisco Fernández Ordóñez (Paco, ¿con quién nos has traicionado hoy?). Un señor (o una dama) no tiene la cara tan dura.
Es grave que los políticos no se enteren de que traicionan. Sus votantes confían en ellos. Un votante no puede confiar en un traidor.
Francisco Sosa Wagner era un perfecto desconocido y UPyD lo lanzó a la fama. Gozaba, y me consta, de toda la confianza y todo el cariño de Rosa Díez. Tenía todos los cauces del partido a su disposición para exponer lo que quisiera. Debería haberlo dicho todo dentro del partido sabiendo que se le iba a escuchar. Al menos lo hubiera hecho Rosa Díez. En el caso de que no se le hubiera dado satisfacción, o no hubiera estado de acuerdo con las respuestas que se le hubieran dado, lo correcto habría sido que renunciara a todo lo que ha conseguido gracias al partido, que se diera de baja como militante y entonces hablara.
Pero publicar un artículo exponiendo un criterio contrario al oficial sobre un asunto concreto y denunciar al mismo tiempo supuestas prácticas autoritarias puede considerarse como una traición doble.
Cabe la posibilidad, al menos teórica, de que Sosa Wagner esté en lo cierto, pero el procedimiento que ha elegido es el propio de los traidores.

martes, 19 de agosto de 2014

Esa irresistible tentación de culpar a Aznar

Los izquierdistas deberían darle una medalla. Pasan los años y les sigue sacando de apuros. Como son tan buenas personas, ahora están clamando en favor de los palestinos, en contra de Israel y sin mencionar para nada a los terroristas. En otros lugares del mundo también ocurren cosas, pero no dicen nada.
Y de pronto salta una alarma: el Estado Islámico de Irak degolla niños. ¿Qué decir ahora? Pues María Luisa Carcedo, del PSOE, lo tiene claro: La culpa es de Aznar.
A esta señora que se ha demostrado capaz de ir al origen de las cosas habría que hacerle algunas preguntas. ¿Cómo es posible que Pujol haya podido cometer tantas fechorías durante tanto tiempo sin que nadie se entere y ahora quepa la posibilidad de que no le ocurra nada y quizá todo quede en una pequeña multa?
¿Cómo es posible que haya sucedido lo de los ERE andaluces o lo del Gürtel? A lo mejor todo eso ha sido posible porque en su día el PSOE, cuyo lema del momento era '100 años de honradez', decidió expulsar a Alonso Puerta, en lugar de atender su denuncia.
Se le podría hacer otra pregunta: ¿Cree ella que con la Alianza de Civilizaciones se podría haber evitado la matanza de niños? Porque podría ser que si estos del Estado Islámico de Irak hubiesen prestado atención a las enseñanzas de Zapatero ahora estuvieran dando caramelos a los niños en lugar de degollarlos.
Aznar está muy lejos de ser un Churchill, pero quienes le usan con tanta ligereza no están más cerca.
Sería bonito poder escribir que lo que esperan los ciudadanos españoles es que surjan unos políticos capaces de regenerar los partidos políticos y regenerar España, pero a lo mejor esos ciudadanos son minoría, porque a quienes vota ahora buena parte de la población es a Bildu, ERC y Podemos. O sea, que el ciudadano medio no es mejor que la casta política.

lunes, 18 de agosto de 2014

Tenía que cantar y cantó. Juliana

Fue el autor del editorial que publicaron a un tiempo doce medios catalanes, el famoso editorial conjunto que viene a ser uno de los episodios más vergonzosos del periodismo español.
Por ese motivo todos estábamos esperando a ver qué decía tras la declaración de Pujol, uno de los episodios más vergonzosos de la política española. Esta declaración se produjo el día de Santiago, ese que algunos memos creen que se le invoca para 'cerrar' España. Poca afición tienen al diccionaro quienes piensan así. El caso es que esperábamos a ver que decía, y Juliana callaba.
Por fin se deshizo el misterio. El día 17 de agosto escribió su artículo, al que tituló 'La brigada Pomorska, de nuevo'. Dice que estaba en Sao Paulo y no se enteraba de nada de lo que ocurría por estos pagos. Está en su derecho de decir lo que quiera, y los demás también están en su derecho de creer lo que les parezca. Pero ahora ya está informado y ha dado su opinión: Pujol es una víctima. Y después de darnos a conocer su veredicto dice que relinchan los caballos.
Ha tenido que contar una historia de caballos y tanques para que al llegar al punto cumbre el lector tenga su mente ocupada en otras cosas y no estalle en una carcajada. Juliana, Juliana, Juliana.
Dice que media Cataluña (él escribe Catalunya, algunos tienen manía a la eñe y a la che; están mal, muy mal) está atónita y desconcertada. No creo, o en cualquier caso habría que aplicar eso de que no hay más ciego que quien no quiere ver.
Se refiere también a la que llama prensa capitalina, como si fuera enemiga de Cataluña. Lo que resulta alarmante es que sólo Manos Limpias se haya querellado con Pujol.
Y también que ninguno de los presidentes del gobierno o ministros de Hacienda hayan dado explicaciones y pedido disculpas a los ciudadanos que cumplen con sus obligaciones fiscales.

domingo, 17 de agosto de 2014

Logros del PNV

Recalcan algunos que el PNV y la ETA comparten los mismos fines pero intentan conseguirlos por distintos medios. Es fácil deducir de ello que aunque ambas organizaciones no tuvieran ninguna relación entre sí ETA no hubiera podido vivir sin el PNV, y, a su vez, este partido no habría medrado tanto sin la banda.
Tengo entendido que tanto los etarras como los peneuvistas rinden culto a Sabino Arana. Basta con buscar a este sujeto en la wikiquote para comprender que no es extraño lo que ocurre en el País Vasco. Sirve como ejemplo el dato de que más de doscientos mil vascos han tenido que abandonarlo por miedo ante amenazas reales. Este dato no interesa a quienes ahora mandan en muchos sitios del lugar, que sólo se preocupan por 'los presos'. Y por 'los presos' no hay que entender a esos pobres que han llegado a la delincuencia porque no saben hacer otra cosa, ni la vida les ha dado oportunidades, sino a los peores asesinos que uno se pueda imaginar.
Según un sondeo llevado a cabo en las Vascongadas, uno de cada cuatro jóvenes vascos está a favor de usar la violencia para conseguir fines políticos. Ha aumentado también, y de manera sustancial, el porcentaje de jóvenes a favor de la pena de muerte.
Durante todo el periodo democrático las Provincias Vascongadas han estado gobernadas por el PNV, y los nacionalismos siempre son violentos. Lo propio de ellos, y la experiencia lo demuestra, es imponer y obligar, nunca convencer, puesto que no tienen argumentos. Lo suyo es manipular los sentimientos señalando un enemigo e incitando a odiarle. Una ideología basada en el odio no puede llevar a nada bueno.
No es extraño que los jóvenes vascos, acostumbrados a vivir bajo el yugo de las imposiciones nacionalistas, hayan interiorizado la violencia como algo bueno para vivir más cómodos psicológicamente.