miércoles, 26 de abril de 2017

Llach saca la estaca

Pero es que no se puede esperar otra cosa de alguien que está tocado. Todo nacionalista está tocado en mayor o menor medida y ahí está Puigdemont para demostrarlo.
O Forcadell, esa que se cree con autoridad para explicar a otras personas a quienes tienen que querer y a quienes tienen que odiar. Hay que estar mal para eso. Y acompaña a sus palabras, además, con unos movimientos del brazo propios de personas taradas. No hay ninguna elegancia en sus modales, sino todo lo contrario.
Llach saca la estaca contra los funcionarios que no incumplan su obligación, detalle suficientemente elocuente. Los funcionarios tienen contraído un contrato con los contribuyentes y si lo incumplen demuestran que no son dignos de su confianza y, por tanto, merecen una sanción que puede llegar a ser el despido. Esto es tan obvio que lo sabe cualquier persona que no esté tocada.
Pero es que Llach al sacar la estaca demuestra que sabe perfectamente que la causa que ha abrazado con un fervor tan enfermizo está condenada al fracaso. Exige a unas personas que no conoce que se adhieran a una locura en la que muchos no creen y lo hace sirviéndose de la amenaza.
Si a los nacionalistas les quitan la posibilidad de amenazar, de imponer, de mentir, de tergiversar y de inventar, se quedan en nada.
Luego están esos que han logrado la celebridad porque saben cantar, o jugar al fútbol, o escribir editoriales conjuntas, y ya se creen que porque hagan una cosa bien las han de hacer todas bien.
Ya se lo dijo Angela Merkel a uno de esos que están tocados: Mejor, dedíquese al fútbol. Ella se lo dijo con la mejor intención, pero de ahí a que el melón ese le haga caso va un abismo. Llach podría haberse adaptado el consejo y dedicarse a cantar, pero ya se ve que sus neuronas no dan para tanto sentido común.


martes, 25 de abril de 2017

La realidad de España

No es la realidad de España la que van contando los podemitas, esos amigos de los etarras, no se olvide este detalle, esos admiradores de Chávez y Maduro, esos simpatizantes del régimen iraní, esos que imparten clases de moral sin tener ni idea de lo que es la moral, y todavía menos lo que es la piedad, salvo con los etarras presos, cuya dispersión les parece mal.
La realidad de España es la que se ve por las calles. Hoy, por ejemplo, me abordado dos parejas, primero una y luego otra, de esas que llevan chalecos identificativos y tratan de captar socios para alguna ong u organización similar. Me centraré en la segunda, puesto que al pasar dos veces por delante de donde estaban me han gastado una broma simpática. Entonces les he dicho que ya contribuyo a varias, lo que ha permitido que la señorita me conteste que siempre somos los mismos los que contribuimos. Ha citado a continuación varios nombres y la he interrumpido para añadir Covite a su lista. ¿Conocía la existencia de Covite?, le he preguntado a continuación. Me ha respondido que no. ¿Sabe quién es Consuelo Ordóñez?, he vuelto a preguntar. Tampoco lo sabe. Covite, con Consuelo Ordóñez a la cabeza, están luchando bravamente contra ETA. Pero si ETA ya ha entregado las armas, ha dicho ella, pero si lleva tiempo sin matar, ha añadido. ¿Ve cómo se lo toman todo a la ligera?, le he dicho. ¿Ve cómo no se interesan por el prójimo?, he remachado, y con eso me he despedido de ella bastante malhumorado. Personas que estaban intentando ganarme para una causa solidaria han resultado ser insolidarias.
La realidad es que España tiene alrededor de 46 millones de habitantes y Covite necesita mil suscriptores, tan solo mil, que paguen diez euros cada mes. Y no los tiene. Cualquiera que se informe de la labor que hace, si es buena persona, se dará cuenta de que es una asociación imprescindible.

lunes, 24 de abril de 2017

Urcullu es bobo

Además de la maldad que cabe atribuir a todo dirigente nacionalista, Urcullu es bobo; el problema es que hay muchos otros bobos en el mundo que se tragan las trolas sin haber hecho antes ningún esfuerzo para comprobarlas.
Esta realidad tantas veces comprobada es la que permite que los nacionalistas inventen pasados gloriosos, totalmente ficticios, tanto en el caso catalán como en el vasco, o que hayan conseguido hacer creer a muchos que Companys o Arana fueron unas bellísimas personas, a pesar de que en la red hay mucha información sobre ambos pájaros de cuenta.
El pensamiento de Sabino Arana, por cierto, viene a ser como un gran alegato contra la Teoría de Darwin. ¿Cómo que evolución? No creo que ningún mono pueda estar satisfecho por tener como descendiente a ese sujeto.
Pues Urcullu viajó hasta Auschwitz para tratar de poner al mismo nivel de las matanzas que tuvieron lugar en ese campo de concentración el bombardeo de Guernica. Hay que ser burro para eso, porque más cerca del horror de Auschwitz está el horror de ETA, que perdurará todavía durante varias generaciones, a las que ha destrozado la vida o cambiado por completo. Muchos vascos se vieron obligados a abandonar su tierra y cuando vuelven de visita, con el corazón embargado por la nostalgia, se sienten extraños, porque el ambiente resultante, a causa de las actividades de la banda terrorista, está totalmente enrarecido.
ETA no habría podido existir sin el PNV. Este partido, el de Urcullu y otros como él, ha venido proporcionando coartadas, si se quiere de modo indirecto, a la banda etarra. Es curioso, pues que Urcullu quiera recordar un bombardeo llevado a cabo en tiempo de guerra, y olvide el poco respeto que tiene él mismo a las víctimas del terrorismo. ¿Por qué no sólo no pone las placas en su recuerdo sino que además quita las que pone Covite?

domingo, 23 de abril de 2017

Pendientes de La France

Digamos que la grandeur de La France fue menos grandeur cuando los franceses, en gran porcentaje, colaboraron con los nazis. Diga lo que diga Le Pen, porque los nacionalistas no existen sin el engaño.
También fue menos grandeur cuando Francia servía de refugio a los etarras. ¡Qué vergüenza para Francia! Un etarra, después de cometer uno de sus viles atentados, cruzaba la frontera y ya estaba a salvo.
La grandeur. Qué manera de utilizar la historia de manera torcida. No hay ninguna nación que no deba avergonzarse de su pasado. El papel de la historia es el de ayudar a no repetir errores, pero los nacionalistas se sirven de ella para embaucar a las gentes.
Hoy se celebran elecciones en Francia y según la ley de Murphy todo error susceptible de ser cometido se cometerá. Hay cuatro candidatos con posibilidades de pasar a la segunda vuelta. Dos de ellos pueden ser considerados como un mal menor. Cualquiera de los otros dos sería catastrófico y no sólo para Francia. ¿Qué votarán los franceses en esta tesitura?
Los españoles no debemos burlarnos. Tenemos abandonadas a las víctimas del terrorismo y el partido que presentó el mejor programa, que incluía la separación efectiva de poderes, y cuyos candidatos demostraron en todos los debates en que participaron que eran los mejor preparados, apenas consiguió votos. Por supuesto que me refiero a UPyD, el partido que más y mejor luchó contra la corrupción. En cambio, Podemos, que viene a convertir la política en un espectáculo de los bajos fondos, logró un gran éxito electoral.
Melenchon, en Francia, quiere reducir el número de horas semanales de trabajo a 32, la edad de jubilación a los 60 y hacer caso omiso a las normas de la Unión Europea sobre el déficit fiscal, entre otras lindezas. Melenchon dice que se inspira en el coletas. ¿Y eso quién lo ha de pagar?, cabría preguntarle.

sábado, 22 de abril de 2017

En Lequeitio se cometió una villanía

Lo de la villanía es por decirlo de forma suave, porque los vascos afectados por el virus de la cobardía no saben cómo hacer para demostrar su sumisión a los demonios y que para viles ellos.
Al buscar Lequeitio en Internet aparece la información de que en euskera y oficialmente el nombre es otro, y es que las lenguas vernáculas, que merecerían ser cuidadas y vistas con simpatía, han dado pie a que bandadas de descerebrados quieran volvernos tontos a todos. Con unos lo tienen más fácil que con otros. Algunos imbéciles quieren que Valencia sólo se diga en catalán y con este motivo le ponen un acento ridículo, y ridículo es también el que le ponen a Denia, por citar otro caso de estupidez supina.
La cuestión es que en Lequeitio le han hecho un homenaje a un etarra ¡y ha sido en el propio ayuntamiento! Si el homenaje se lo hubieran hecho a un cerdo no habrían caído tan bajo. Lo dijo un vasco, Pío Baroja: «El hombre está un milímetro por encima del mono, cuando no un centímetro por debajo del puerco.». Pues es el caso de esos de Lequeitio.
Covite, lo más sano que hay en España, lo ha denunciado. ¿Quién si no iba a velar por la dignidad de los españoles? Hay que recordar que la palabra dignidad cobra todo su sentido cuando la pronuncian Consuelo Ordóñez, Maite Pagazaurtundúa, Josu Puelles, o cualquiera de los benefactores de Covite. Tampoco hay que olvidar que esta palabra la pronuncian también auténticos bellacos, por lo que, dada su naturaleza, es imposible que logren captar su significado. En sus bocas viene a ser como si la dijera un loro.
Lequeitio ahora mismo es un pueblo sin dignidad, un pueblo maldito, un pueblo cuyos habitantes deberían avergonzarse de pertenecer a él, pero sólo pueden hacerlo los que no han perdido la vergüenza.


viernes, 21 de abril de 2017

En contra de que el sorteo sustituya al voto universal

Por circunstancias que bien merecen ser analizadas por los sociólogos y otros profesionales entendidos en la materia, vivimos tiempos en los que en las democracias de todo el mundo el nivel de la clase política ha bajado mucho, sobre todo a causa de los populismos, y en España se agrava el asunto, puesto que aquí la separación real de poderes no ha existido nunca, motivo por el cual además de populismos sufrimos nacionalismos y corrupción excesiva.
Este estado de cosas ha propiciado que algunos propongan sustituir el sufragio universal por el sorteo entre los ciudadanos más preparados para formar gobierno. A simple vista parece una buena idea, dado que el gobierno resultante tendría una gran preparación y estaría exento de las tentaciones totalitarias u oligárquicas, porque en el plazo estipulado volvería a haber otro sorteo para formar gobierno.
Lo que ocurre es que un examen más detenido demuestra que este sistema desnaturaliza la democracia, puesto que los ciudadanos dejarían de ser responsables de su destino. Su papel vendría a ser el mismo que se tiene en las dictaduras. Los gobernantes actuarían como dictadores que se suceden unos a otros. Al salir del gobierno, recuperarían el papel de súbditos que tenían anteriormente.
En democracia, aunque muchos se tomen como un juego el acto de votar y no se hacen responsables de los malos actos de gobierno que perpetran los beneficiarios de su voto, los ciudadanos son responsables del destino de la nación. Muchos votan pensando que si sale mal basta con cambiar el voto la siguiente vez, sin tener en cuenta de que mientras llega esa siguiente vez los políticos que han votado toman muchas decisiones.
La democracia es un sistema para gente madura y responsable y optar por el sistema del sorteo equivaldría a infantilizar a la población, hecho este que tiene unos efectos que perduran durante generaciones.



'El Parotet y otros asuntos'
'Diario de un escritor naíf'
'Yo estoy loco'
'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades'
'1978. El año en que España cambió de piel'
'Cantos al camino'
'Historias de la otra razón'
'Por qué España'

jueves, 20 de abril de 2017

No hay compasión para los venezolanos

Por parte de los podemitas, claro. Pero esto no puede extrañar a nadie. Si no la tienen para las víctimas del terrorismo, ¿por qué se tenían que preocupar por los venezolanos?
Uno de Podemos, o una, ya no me acuerdo, al ser preguntado por Venezuela respondió que sólo sabía de una calle llamada así. Y sin embargo hubo quien derramó “un Orinoco de lágrimas” cuando murió Chávez. Los podemitas son cursis, entre otras muchas cosas.
Venezuela es un drama, porque tiene un gobierno dictatorial, tirano y sanguinario, pero resulta que ese gobierno dictatorial, tirano y sanguinario, que además tiene a cuerpo de rey a unos cuantos etarras, es el modelo de los podemitas, que quiere implantar uno igual en España.
Los venezolanos han saltado desesperados a las calles, en donde los paramilitares chavistas no tienen empacho en asesinar a algunos.
Este gobierno venezolano, al que tanto admiran Iglesias, Monedero, Errejón, Bescansa, Garzón, etc., esos que pretenden convertir el Parlamento español en un circo, ese gobierno de Maduro, repito, ha entregado armas de fuego a la población civil adicta a su causa, lo cual demuestra claramente que es un régimen criminal.
Es una dictadura encubierta que está buscando la manera de convertirse en dictadura formal, lo que ocurre es que incluso las dictaduras necesitan de la conformidad de la población para poder subsistir y la población venezolana está ya muerta de hambre, muerta de asco, muerta de miedo ante la magnitud del mal que se cierne sobre ella.
Me dijo alguien, en tiempo de Chávez, que yo no debía criticar a ese gobierno, puesto que no había estado nunca en Venezuela. Aparte de que Pablo Iglesias ha dicho que se puede opinar sobre lo que sea, aunque no se tenga ni idea del asunto, está claro que yo tenía razón cuando criticaba a Chávez, porque la situación en Venezuela no ha hecho más que empeorar desde entonces. Y los podemitas, montando circos. 

miércoles, 19 de abril de 2017

El tramabús de los cojones

La democracia española cada vez es de peor calidad. UPyD trataba de ennoblecerla, pero incluso quienes gracias a este partido recuperaron su dinero decidieron no votarlo; en cambio, otros partidos que tratan de enmierdarla, como Compromís, Podemos, etc., recibieron un número suficiente de votos para hacer lo que deseaban.
En el autobús de Podemos figuran algunas personas, como puestas en la diana. De algunas de esas personas ya se ocupa la justicia, con lo cual un demócrata debería darse por satisfecho. Otras personas personas están en el tramabús sencillamente porque le caen mal a Pablo Iglesias.
Otegui no está en el tramabús. Tampoco está ningún etarra. La banda terrorista condicionó la política española, y lo sigue haciendo, aunque de otra manera, sembró de dolor muchos hogares españoles y de terror a todos salvo los de sus cómplices. Sin embargo, para Pablo Iglesias, los atentados de la banda tenían motivaciones políticas. Hace poco salió a la luz que algunos terroristas tenían su teléfono, el de Pablo Iglesias. ¿Qué cosas se contarían? ¿De qué hablarían?
Se deduce claramente que lo persigue con el autobús, autorizado por Carmena, que prohibió otro, es colgar al PP, o a la derecha, el sambenito de la corrupción, como si el modo de hacer política de Podemos no pudiera inscribirse como una de las modalidades de la corrupción. Le han hecho notar al coletas que debería quitar las caras que figuran en ese autobús y poner las de Podemos.
La forma de hacer política de estas personas que consiste en lanzar insidias, provocar, insultar y amedrentar, y no hacer jamás ninguna propuesta, no es seria. UPyD sí que hacía propuestas y llevaba a cabo iniciativas en los sitios en los que se debe hacer y su política tuvo resultados beneficiosos para todo el país. Que luego no le hayan votado es la prueba de que la democracia española todavía tiene un largo camino que recorrer.