martes, 3 de mayo de 2016

El temor de Wilmer Baute

Si el chavismo triunfó en Venezuela, ¿por qué no ha de hacerlo en España? De hecho, ya tenemos en los ayuntamientos y en los gobiernos regionales tipos y tipas equiparables a Maduro.
En Valencia pensábamos que quien sucediera a Rita Barberá no podía ser peor que ella…
Wilmer Baute es un venezolano que escapó de la dictadura chavista y vino a afincarse a España, en donde se creía a salvo y ahora aparecen los de Podemos y eso es una pesadilla, porque estos pájaros de cuenta tienen un público que les aplaude y les vota y como el fenómeno vaya a más 'podemos' perder hasta la camisa. Se entiende que este buen venezolano, y por tanto buen ciudadano del mundo, esté inquieto.
Cualquiera que se fije un poco se ha de dar cuenta de que no hay ni un ápice de intención democrática en ninguno de los que componen la cúpula de Podemos. Tampoco en muchos de sus seguidores, y esto tiene fácil explicación, porque en España no hay tradición democrática. Pero esas actitudes dictatoriales que entre las gentes del común se dan de forma inconsciente y muchos corregirían si de dieran cuenta, entre los de Podemos son asumidas voluntariamente. Lo de ellos, como bien sabe Wilmer Baute, es la toma del poder y luego que se lo quiten si pueden. Por ese motivo, tratan de amedrentar a aquellos que saben que no podrán seducir con sus mentiras y eso es lo que hizo el monigote de las coletas, que señalándolos a él y sus acompañantes les gritó: ¡Ya os tenemos fichados!

Dicen que Arriola es el responsable del auge de Podemos, con el fin de debilitar al PSOE y que al final se le fue de las manos el invento. Si eso fuera cierto habría que convenir en que Arriola no carbura bien y es muy peligroso. Valdría la pena pagarle unas vacaciones muy largas en un lugar paradisíaco y muy alejado de España.