jueves, 23 de febrero de 2017

Se impone el estilo Mónica Oltra

Ella empezó mucho antes de que existiera Podemos y su estilo, como todo el mundo sabe, consistía en montar numeritos y vestir camisetas en las que van impresas leyendas reivindicativas o con acusaciones hacia alguien.
Ya se ha visto que este modo de proceder, apoyado en una sumisión total al catalanismo, tan generoso siempre con todos los que sirven a su causa, le ha proporcionado buenos rendimientos. Ha conseguido unas responsabilidades que están muy por encima de sus capacidades, lo cual es malo para los ciudadanos, que han de sufrir las consecuencias de su incompetencia y también de sus servidumbres, pero bueno para ella, que percibe unos emolumentos considerables gracias a ese desparpajo suyo.
Los podemitas, hacen lo mismo y las consecuencias para los ciudadanos son idénticas. Resulta curioso, por no decir otra cosa, que siendo de extrema izquierda apoyen a una ideología de derechas, como es el nacionalismo. Por supuesto que en el caso de que los de Podemos lograsen el poder, y tampoco sería estrictamente quien lo lograra, sino que lo haría el coletas, líder máximo, al estilo Chávez, implantaría una dictadura lo más rápidamente que pudiera y todo quedaría bajo su control. Esto es lo que se desprende de sus actos, de sus palabras y de sus maneras.
Se trata de conseguir todos los apoyos que pueda y un número suficiente de votos para tomar el poder y no soltarlo ya jamás.
Los podemitas intentan chupar cámara por todos los medios posibles y si está Macri protestan por los presos políticos de Argentina. Su desfachatez es galopante, puesto que estos supuestos defensores de los homosexuales jamás harán una sola protesta por los ahorcamientos de homosexuales en Irán. Al coletas no le gusta que los ahorquen, pero no protesta. Tampoco le gusta que en Venezuela haya presos políticos, pero si le sacan a relucir el asunto desvía la conversación. No se le conoce idea buena.


2 comentarios:

Juan G Navarro dijo...

No ganó en la Comunidad la Oltra. Ni lo hizo el Puig, el voto prestado y connivente y el posibilismo democrático han permitido la coyuntura. La pérdida de credibilidad y el rebozado de corrupción y corruptela del partido de Barberá hicieron posible la difusión del mensaje de que todo el entramado pepero estaba corroído hasta la médula de mafiosas prácticas. La percepción popular es la que es gracias a los altavoces mediáticos y al auge de la incorporación de voto joven, que ya no por desmemoriado sino que más bien por poco cultivado y dejando de lado la época precedente e ignota para ellos de la dictadura y la falta de conocimiento del tránsito hacia la democracia, creyeron que la democracia era un juego y que el pueblo elige bien. El populismo llegó a España, llegó a nuestra Comunidad y a falta de podemismo total teníamos a Compromís con PSPV, el arribismo podemita y el ‘Acord’ o la ‘Entesa’. Toda la derecha y centroderecha fue acusada por lo que supuestamente hicieron en su momento las cabezas visibles del PP. Llegado el momento los militantes del partido de la gaviota se pringaron de pecado a causa de las figuras paternales de algunos de sus dirigentes. Estigmatizados por el pecado fueron más vulnerables y el voto indeciso decidió de forma cruel. No, el pueblo no siempre elige bien. En cuanto a Iglesias tiene tantas parroquias como diferentes pensares parroquianos. Jamás llegarán a catedrales, el pueblo sin saberlo y creyendo que sabe se encargará de dispersar tanto su pensar que en nada quedará.

Juan G Navarro dijo...

No ganó en la Comunidad la Oltra. Ni lo hizo el Puig, el voto prestado y connivente y el posibilismo democrático han permitido la coyuntura. La pérdida de credibilidad y el rebozado de corrupción y corruptela del partido de Barberá hicieron posible la difusión del mensaje de que todo el entramado pepero estaba corroído hasta la médula de mafiosas prácticas. La percepción popular es la que es gracias a los altavoces mediáticos y al auge de la incorporación de voto joven, que ya no por desmemoriado sino que más bien por poco cultivado y dejando de lado la época precedente e ignota para ellos de la dictadura y la falta de conocimiento del tránsito hacia la democracia, creyeron que la democracia era un juego y que el pueblo elige bien. El populismo llegó a España, llegó a nuestra Comunidad y a falta de podemismo total teníamos a Compromís con PSPV, el arribismo podemita y el ‘Acord’ o la ‘Entesa’. Toda la derecha y centroderecha fue acusada por lo que supuestamente hicieron en su momento las cabezas visibles del PP. Llegada la hora los militantes del partido de la gaviota se pringaron de pecado a causa de las figuras paternales de algunos de sus dirigentes. Estigmatizados por el pecado fueron más vulnerables y el voto indeciso decidió de forma cruel. No, el pueblo no siempre elige bien. En cuanto a Iglesias tiene tantas parroquias como diferentes pensares parroquianos. Jamás llegarán a catedrales, el pueblo sin saberlo y creyendo que sabe se encargará de dispersar tanto su pensar que en nada quedará.

P.D. Anular anterior comentario por pequeña modificación.