jueves, 24 de diciembre de 2009

El juez Venezia y Peter Innes

El abogado de María José Carrascosa en Estados Unidos, Scott Finkenauer, esperaba una condena de 5 años. La pena de 14 años puede considerarse, entonces, como excepcionalmente severa. Personalmente, la catalogo como cruel. A lo largo de los años que viene durando este proceso, Peter Innes ha venido dejándome comentarios en distintos. En ellos se refiere a Reyes Monforte, a mí, y a los jueces españoles. Lo que dice de Reyes y de mí, siendo desagradable me parece normal; su opinión de la justicia española es, sin embargo, significativa.
Lo que dice, al respecto, en uno de sus comentarios es lo siguiente:
“In Spain, you must work to correct the problems in your courts. Children must not be treated as if they are "property" of the mother. This is wrong and it damages children.”
Curiosamente, ese mismo argumento lo ha empleado el juez Venezia, pero no acusando a los jueces españoles, cosa que lo hubiera dejado en evidencia, sino a la misma María José. Ello no obsta para que se pueda considerar que dicho juez, al que le cuadra el epíteto de altivo, ha pisoteado sin disimulo alguno a los jueces españoles. Ahora bien, si María José se hubiera quedado en España, el altivo juez no hubiera podido ensañarse con ella, ni Peter Innes mostrarse tan satisfecho al conocer la sentencia. Lo que le debería importar a él es su hija, y la sentencia no le garantiza ni mucho menos que la vaya a ver, así que a saber qué le producirá tanta satisfacción.
El gobierno español permite que un juez de Estados Unidos menosprecie al sistema judicial español. Hace como que no se entera, calcula que el asunto no le va a costar ningún voto y a fin de cuentas la perjudicada es una ciudadana que inocentemente confió en la justicia de aquel país y en la bondad de sus jueces y se ha dado de bruces con la realidad. El gobierno español debe encargarse de la defensa de María José Carrascosa, puesto que ella tiene la sentencia favorable de los jueces españoles. Defendiéndola a ella, defiende también el honor de nuestros jueces.

4 comentarios:

Leona catalana dijo...

"En España se debe trabajar para corregir los problemas en sus tribunales. Los niños no deben ser tratados como si fueran "propiedad" de la madre. Esto está mal y daña a los niños ".

¿Esto ha dicho ese impresentable? Su cinismo es de órdago. Él está haciendo mucho daño a su hija. Muchísimo. Y le da igual, no la quiere, sólo quiere hacer daño a la madre.

Esperar algo del Gobierno español es igual que esperar la venida del Espíritu Santo.

Anónimo dijo...

Y para todos los que opinais que esta sentencia es justa y que ella merece esto os digo que sois tan crueles e inhumanos como lo es Peter Innes que pidio una condena ejemplar y como el Juez Venezia a ver si Papa Noel te trae un poquito de tolerancia de humanidad y de afecto hacia vuestros semejantes que buena falta os hace y no olvideis que la vida da muchas vueltas y un día podeis ser vosotros los que os veais en una situación asi

Teo dijo...

Estoy completamente de acuerdo en que debería mediar el Gobierno en este terrible asunto.

No estamos hablando de un delincuente simple y llanamente, puede que Carrascosa sea considerada de ese modo en EEUU pero desde luego no lo es y no lo ha sido por los tribunales españoles, sobre el mismo objeto y tema.

Dejar esta situación así es y puede ser muy grave, no sólo para esta mujer, con la que me solidarizo (uno puede ser torpe y cometer una torpeza de proporciones considerables, pero en ciertos casos es necesario, por el bien mayor de los implicados, en este caso, la niña, utilizar un principio que se llama: equidad), sino porque crea un "precedente" perverso para el resto de españoles ... definitivamente lo veo muy grave.

y eso de que no van a recurrir la sentencia... sencillamente NO LO ENTIENDO, o es porque no tienen más dinero o es porque han perdido ya toda esperanza y fé en la vida, y tanto una como otra son razones lamentables y terriblemente descorazonadoras.

De nada servirá a esta mujer apelar a la ONU (institución vacua, obsoleta e inerte) ni a la Haya. Lo que hay que hacer YA: es que el Gobierno tome este asunto en sus manos, envíe a sus Abogados a defender los intereses de esta mujer española, que no son otros que los intereses de la Justicia española y por ende de toda una nación Democrática y de Derecho: España.

Vicente Torres dijo...

Comentario:
Es agradable comprobar que hay personas dotadas de un corazón hermoso. Por ejemplo, Rosa Montero:
http://www.elpais.com/articulo/ultima/entiendo/elpepuopi/20091229elpepiult_1/Tes