viernes, 16 de septiembre de 2011

Rodríguez Ibarra no sabe lo que está pasando

En realidad, lo que ha dicho él, en su artículo de hoy en El País, con respecto a la crisis, es que “nadie sabe lo que está pasando”. Pero algunos sí creemos tener alguna noción sobre el particular, y no paramos de decirlo, aunque las sandeces de Felipe González, al que pone como ejemplo, tengan más resonancia.
La explicación de Felipe González que nos pone como ejemplo quien fue conocido como Bellotari, es que si alguien tiene una vivienda que aseguró por 200000 euros y al intentar venderla no le ofrecen más que 100000, la opción que le queda al dueño es quemarla. Zapatero estará celoso por no haberlo pensado antes; incluso ahora que se va a las nubes es una idea digna de él.
Lo que pensamos algunos es que tenemos en España una clase política muy numerosa. Resulta curioso comprobar que un país tan pequeño produce tantos políticos y que de entre un número tan elevado no surge ni uno que valga la pena. Algo tiene que estar mal planteado para que se dé esta circunstancia. Habría que descubrir el modo que permitiera reclutar gente en otros sectores de la población, porque en los actuales ya se ve que no hay nada.
Otra cosa que creemos saber unos cuantos, y si no estamos en lo cierto que nos refuten, es que estos políticos nuestros, tan numerosos como incompetentes, tienen una irreprimible tendencia hacia el derroche, pero no de sus propios dineros, sino del de los contribuyentes. Ahí está, sin ir más lejos, la deuda de Extremadura.
Una solución, que propondría humildemente, podría consistir en eliminar todo lo que hay de superfluo en la política española y con el dinero resultante pagar las deudas a los proveedores. Esa sería una forma rápida de crear empleo. Tengo noticia de que hasta la farmacias se están viendo obligadas a despedir empleados.
Si en la Comunidad Valenciana, una de las 17, se prescindiera de Canal 9, AVL, CVC, CJC, Fórmula 1, etc., etc., de pronto habría dinero para muchas cosas. Si las flores del Puente de las Flores se pusieran de plástico, habría otra importante cantidad de dinero disponible.

'El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde'
'Alrededor del deseo'
'Cuentos neuróticos'
'Alfonso X el Sabio'
'¿Cuándo y cómo acabará la crisis?'
'El psicólogo en casa'
'La huella del hereje'
'Quién mató al ayatolá Kanuni'

2 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

Si, pero eso no pasará. Estamos condenados.Incluso podemos darle gracias a los "mercados" por atar corto a estos despilfarradores.
Según he leido por ahí, la tendencia natural de los políticos en España ha sido hacerla quebrar económicamente cada cierto tiempo.

bitdrain dijo...

Precisamente leo estos dias un libro sobre El Conde-Duque de Olivares y la transicion de Felipe III a Felipe IV. La descripcion economica, el despilfarro, al corrupcion, etc son un mero espejismo de lo que sucede en nuestros tiempos. Se ve que seguimos aquejados de los mismos males.

Una pena.