miércoles, 15 de marzo de 2017

Zapatero también tuvo su carta

En su día, Pilar Ruiz Albisu le escribió una carta a Pachi López que algunos, y no pocos, hemos leído muchas veces y volveremos a hacerlo, porque es una de esas cartas que ayudan a ser mejor persona y que deslumbran por la dignidad de que hace gala su autora.
Naturalmente que Pachi López no la va a contestar, y con su actitud también se retrata él. No obstante lo anterior, tiene muchos partidarios, pero es que la citada carta se titula precisamente ‘Carta a los nuevos ciegos’.
Posteriormente, Zapatero también tuvo su carta y aunque no haya tenido la misma repercusión, está a la misma altura. Consuelo Ordóñez es de las pocas personas de España que puede decir ‘nosotros (refiriéndose a Covite) vamos a estar a la altura’, sin faltar a la verdad. Esta otra carta se titula ‘A mí también me mataron a mi abuelo’. En ella, Consuelo dice lo siguiente: «si fuera un poco más inteligente, se lo callaría para siempre, o al menos tendría la delicadeza de no soltarlo nuevamente en otra reunión con víctimas del terrorismo.». La cuestión es la siguiente: Zapatero ni es inteligente, ni tiene delicadeza, ni le importan las víctimas del terrorismo, sino que la diferencia consistía en que él era el presidente del gobierno y Consuelo Ordóñez no. Él era quién podía hacer lo que quisiera con el dinero de los impuestos.
Padecemos en este solar patrio unos personajes que cuando ganan las elecciones, en lugar de pensar en la responsabilidad que contraen, se relamen de gusto pensando en las maldades que pueden hacer.
Zapatero repitió una y mil veces, y en ninguna venía a cuento, que a él le mataron a su abuelo. A Consuelo Ordóñez también se lo mataron, en circunstancias muy distintas y por motivos muy diferentes. Y, cómo señala ella, no fue la única persona asesinada vilmente en aquel periodo. Y en democracia también han continuado los asesinatos.
Por mi parte, afirmo que me extrañaría mucho que Pachi López o Zapatero ayudasen de algún modo a Covite.