jueves, 29 de octubre de 2009

Un tal Cayo Lara

Se puede admitir que no supieran quien fue Sabino Fernández Campo un viajante de comercio, un médico de familia, o cualquier otro que no tenga un interés inmediato en el asunto. Pero un político sí debe saberlo y más si ostenta un cargo importante en un partido. Sin embargo, Cayo Lara, coordinador general de Izquierda Unida, contestó de forma displicente y torpe cuando se le preguntó por el recientemente fallecido ex Jefe de la Casa del Rey.
No es esta la primera muestra del “talante” del tal Cayo Lara. No hace mucho aprovechó su primera visita al Palacio de la Zarzuela para explicarle al propio Rey, con todo lujo de detalles, el modo en que piensa acabar con la monarquía. De modo que él mismo ha puesto al descubierto la “finura” de su educación y su “calidad” democrática.
Cada uno puede pensar como crea conveniente y la república es una opción respetable, pero ahora mismo la monarquía es la forma de Estado que prefiere la mayoría de los ciudadanos y, por tanto, hay que respetar los deseos de la población. Por otro lado, la forma de Estado tampoco es una cuestión prioritaria, ni la culpable de la corrupción, ni tampoco de la ineficiencia de nuestra clase política.
Aprovechar, por otro lado, una visita protocolaria al Palacio de la Zarzuela del modo en que lo hizo Cayo Lara es un golpe bajo impropio de un dirigente nacional. Los simpatizantes de este partido debieron avergonzarse mucho. Y si ahora ha salido demostrando tan poco interés por la figura de Sabino Fernández Campo es porque tampoco tiene demasiado interés por la historia reciente de España, ni se ha preocupado en saber lo que ocurrió aquel 23 de febrero, ni por qué ocurrió, ni los motivos por los que felizmente se restableció la democracia. Lo más probable es que a Cayo Lara sólo le interesen unas pocas cosas, las cuales, a la vista del personaje, me traen sin cuidado.

2 comentarios:

Curaçao, una mujer cabreada dijo...

"ahora mismo la monarquía es la forma de Estado que prefiere la mayoría de los ciudadanos...

¿está usted seguro, Torres?
¿en qué se basa para tal afirmación?

Me parece algo peregrina ese aserto. Para ello tendria que haber un sondeo o una consulta.
Y que yo sepa, hasta ahora no se ha hecho.
En cambio, y en mi opinión, el pueblo español está harto de una monarquia que se repoducen como conejos y que nos está costando un ojo de la cara, total para nada.
Y encima el principito esperando recibir la herencia.
Toma hijo, te regalo España
¡anda ya...!

Curaçao, una mujer cabreada dijo...

Si no fuera por mis post, no tendria Torres ningun comentario.
Se ve que no tiene público.
O que el público ve de escasa enjundia sus comentarios.
Cosas de no tener gancho