viernes, 16 de marzo de 2012

Rosa Díez siembra el pánico en el Congreso

Es obvio, para todo aquel que lo quiera ver, que los ciudadanos españoles no podemos sentirnos representados por los partidos políticos, aunque las ideologías de muchos puedan ser coincidentes. Y no nos podemos sentir representados porque los partidos políticos no miran por el interés de los ciudadanos sino por el suyo propio como consecuencia de la descabellada e injusta ley electoral y el sistema de listas cerradas.
La injusticia del sistema electoral, cuyas consecuencias sufre UPyD, no impide que un diputado que se apellida Merino (pero que si se lo mandan puede actuar como churro, al igual que todos los que se pliegan a la disciplina de partido) tilde de demagoga a Rosa Díez, que no había hecho más que proponer medidas lógicas y correctas. El colmo ha sido cuando la ha acusado de proponer un centralismo interesado. ¿Qué es eso de centralismo interesado? ¿Cómo sería un centralismo desinteresado? Lo cierto es que Rosa Díez no ha pedido que se desmonte el Estado de las Autonomías, sino que se reestructure, propuesta con la que están conformes la mayor parte de los ciudadanos. No así los diputados, que todos en tropel han votado en contra. No vaya a ser que se les acabe el chollo.
Particularmente risible fue la intervención del diputado del PSOE, Odón Elorza. Ha calificado como populista y peligroso el discurso de Rosa Díez. Eso no se lo dirá a los de Bildu y Amaiur. Lo que le molesta a Odón es la firmeza de Rosa frente a Eta, puesto él está incapacitado para eso.
Lo de CiU no tiene desperdicio. Ha hablado de las tres Comunidades Autónomas mejores. Y ha dicho que Cataluña se está sacrificando. Eso no es cierto. Hay catalanes que viven muy bien y algunos de ellos son políticos o ex políticos.
El PNV habla de irresponsabilidad y temeridad. Lo cierto es que gracias a la irresponsabilidad y temeridad de años anteriores estamos en una grave situación. Y muchos vascos siguen fuera de su tierra debido a otras irresponsabilidades y temeridades, contra las que lucha con denuedo UPyD.
Si los diputados hubieran defendido los intereses de los ciudadanos hubieran votado mayoritariamente a favor de las propuestas de Rosa Díez. Pero defendían sus propios intereses, y les ha entrado pánico.




1 comentario:

El Periódico de El Prat dijo...

Ya se esforzaran por acallarla, en cuanto comience a cosechar votos...le buscaran un lio, algún escandalo económico o sexual. Eso si no atentan contra su vida.