lunes, 12 de abril de 2010

Peter Innes se ríe de la justicia

Conviene recordar que Peter Innes se casó con el pasaporte de una anciana que falleció a los 73 años. Se casó en Buñol, y la familia Carrascosa corrió con todos los gastos, incluidos los abundantes de Innes y sus acompañantes. Hasta el anillo de boda que Peter Innes le regaló a María José Carrascosa fue pagado por el padre de ella.
¿Por qué entró en España con un pasaporte falso y ocultó el dato a quienes se comportaron con tanta generosidad con él? Ahora se ha pedido en nombre de Peter Innes que el gobierno español no se entrometa en el caso Carrascosa. Javier Nart, al final de este
vídeo, opina de un modo diferente. El ex Magistrado del Supremo, F. Javier Sánchez-Pego, también es de la opinión de que el gobierno debe intervenir de forma rotunda.
Peter Innes no puede alegar ni demostrar que se ha preocupado jamás por Victoria Solenne, de la que cabe decir que es padre biológico y nada más. Todo lo que hace va en perjuicio de la niña, tanto en internet, como en los juzgados tratando de alejarla de su madre. Los mejores momentos de Victoria Solenne son los que pasa hablando por teléfono con su madre, María José Carrascosa.
Los jueces de Nueva Jersey han actuado contra María José Carrascosa de forma ilegal y sumamente cruel. Todos los juicios celebrados España fueron iniciados por Peter Innes, que se sometió a la jurisdicción española. Pero la trampa del pasaporte no es la única que se le puede anotar. Ni su gusto por burlarse de todo lo decente que hay en el mundo. Tras la infame sentencia del juez Venezia, dijo que los jueces españoles eran torpes. También había dicho algo de eso el juez Venezia. Pero muchas de las trampas del tal Innes están recogidas aquí,
www.caso-carrascosa.com. Sería ingenuo pensar que ahí están todas.

2 comentarios:

J.R. dijo...

Te veo capaz de pedir peras al al olmo.
Pedir cordura donde no criterios y justicia donde no hay derechos.
En fin pareces un ser algo Quijote, ¿Te importa que sea tu escudero?
J.R.

Anónimo dijo...

Inspiras admiración no sólo con la esperanza manifestada sino por tu perseverancia en la lucha por la justicia en favor de una mujer inocente.
Eres todo un caballero valiente.