martes, 1 de junio de 2010

Inocente Alarte

En una de sus comparecencias televisivas, medio que dominó como nadie, Felipe González anunció que lo que iba a decir a continuación no era una improvisación surgida tras un enfado, sino que lo había meditado bien. Sus incondicionales debieron evocar enseguida al “Pensador” de Rodin, y alguno debió de haber que pensó que a partir de ese momento Sócrates dejaría de ser una referencia, puesto que Felipe González era infinitamente mejor. Lo que dijo fue lo siguiente: “Aznar y Anguita son la misma mierda”.
Bueno, pues lo de Alarte comparado con lo de Felipe González es inocencia pura. Ha concedido unas declaraciones a LevanteTV en las que dice que Camps debe adelantar las elecciones, a causa del caso Gürtel, naturalmente, ¿por qué si no? Esa es toda la oposición que sabe hacer Jorge Alarte, aprovecharse de las ilegales filtraciones de un sumario para bracear al viento. Pero si se adelantan las elecciones ganará Camps por goleada. Soy de la opinión de que Camps debe dimitir, no porque lo crea culpable, sino porque pienso que los cargos públicos no deben considerarse propiedad de nadie; no beneficia al PP que Camps siga en el sitio, por tanto, debería dimitir y cuando fuera absuelto, si lo fuera, blasonar de las cosas, de la absolución y de haber sabido dimitir, para no perjudicar al partido ni a los valencianos.
Pero lo más torpe que dice Alarte es que Zapatero no debe dimitir porque no está relacionado con ninguna trama Gürtel. De modo que el hecho de no figurar en la trama Gürtel le da derecho a seguir hundiendo España en la miseria, a cambiar de opinión cada media hora, a que cada día haya más gente sumida en la desesperación por su culpa. Se va comprobando que los políticos que genera la democracia española cada vez son de más bajo nivel, de ideas más pobres, se va viendo en los debates, pero al mismo tiempo su número crece y el dinero que necesitan para vivir también.

'¿Quiere usted hablar mejor?'
'Sabiduría esencial'
'La llave del secreto'
'El estupor y la maravilla'
'Mil millones de mejillones'
'Camaleones, desmemoriados y conversos'
'Compañeras de viaje'
'No destruirán nuestra libertad'

1 comentario:

luis dijo...

Como que alguien le va a guardar la silla a Camps si se va. Ya se preocupara de asegurarse lealtades y de cortar gargantas que puedan discrepar quien le sustituya. Así tenemos los políticos que tenemos, ganándose el pan de sus hijos, y la democracia que tenemos.