domingo, 29 de abril de 2012

La desvergüenza de Rubalcaba

Alguien se ha tomado la molestia de contar los políticos que hay en España y le han salido 445000, el triple de los que hay en Alemania, que tiene el doble de población. Es decir, España es el país europeo que más políticos tiene y, no obstante, es el peor gestionado.
Hay que tener en cuenta también que en España hay multitud de empresas y organismos artificiosos creados por los políticos para colocar a aquellos de los suyos que se han quedado fuera.
Luego nos quejamos de que el fraude fiscal es muy alto, que lo es, pero es que el españolito de a pie sabe que buena parte de su dinero sirve para alimentar bien a unos cuantos. Cuestión distinta es la del fraude fiscal de los muy ricos y grandes empresas, mucho menos perseguido.
Tampoco hay que olvidar las subvenciones que reciben los partidos políticos, la patronal y los sindicatos.
La patronal está aprovechando la crisis que padecemos, no para pedir que se recorte toda esa factura que cargan los trabajadores sobre sus espaldas, sino para exigir que se recorten derechos a los trabajadores. Algunos plumíferos les apoyan.
Los recortes llegan, claro. Así se las ponían a Fernando VII. Y el partido socialista hace lo que mejor saben hacer los partidos españoles: pugnar por el poder. Lo de trabajar por los ciudadanos es un efecto colateral de ese empeño.
Rubalcaba, para tener crédito entre los no forofos debería comenzar por reconocer su culpa en la situación de España. Y luego proponer un pacto para aliviar la carga que soportan los contribuyentes. ¿Cómo haría él para conseguir que presten dinero a España? Porque si no le prestan dinero no cobra nadie, ni siquiera los de la casta.
Pero en lugar de preocuparse por el bienestar de los ciudadanos, tratando de reducir la factura que soportan, los manipulan, para recuperar el poder.

'La vida y la poesía de Gustavo Adolfo Bécquer contada a los niños'
'Los mejores dibujos publicados en El País 2004-2011'
'España, un proyecto de país'
'La hoguera del capital'
'El aprendizaje por competencias'
'Cómo escribir una biografía'
'Ostras para Dimitri'
'Confucio y la máquina de café'

1 comentario:

El Periódico de El Prat dijo...

Tenemos un grave problema con esos sinverguenzas