martes, 18 de junio de 2024

El juez Peinado y la mafia

 

Creo que no miento si digo que la inmensa mayoría de los ciudadanos ignoraba todo sobre este juez, pero el azar ha hecho que le toque ver el asunto Begoña y la mafia se ha puesto a investigar su vida y ha continuación ha difundido a los cuatro vientos cosas que no vienen a cuenta.

Hay algo obvio y es que si no hubiera caso Begoña este juez seguiría siendo desconocido para el gran público. Además, el caso Begoña se convirtió en noticia en todo el mundo porque uno que no tiene idea buena se dirigió a los ciudadanos de forma improcedente e inoportuna, con una en la decía que la quiere mucho, o algo así. Esa carta era un correo no deseado, puesto que a nadie le interesaba.

Que dejen que el juez haga su trabajo. Si las personas investigadas son inocentes se verá en el juicio, si se llega a él.

Todas estas maniobras en contra del juez son como asunciones de culpabilidad. Que un juez tenga que recurrir al heroísmo para hacer su trabajo debería ser motivo de vergüenza para el PSOE. Debería ser, pero no es.

También el PSOE se ha comportado con la misma brutalidad con otros jueces. Con Marino Barbero, por ejemplo. Estaba, precisamente, investigando la corrupción del PSOE, resistiendo presiones y artimañas, en vista de lo cual se hicieron públicos sus problemas financieros. Eso es información confidencial. Ese hecho debió ser investigado y los culpables castigados.

Estos comportamientos mafiosos son habituales en el PSOE, como estamos viendo en nuestros días.

Aznar pudo haber acabado con ellos devolviendo la independencia a los jueces, pero no lo hizo y esa fue la mayor de sus canalladas, que no son pocas.

Otra de las estratagemas ha sido la de querer quitarle el caso al juez Peinado por medio de las terminales judiciales del PSOE en la UE, pero no lo han conseguido.

Esos libros míos

lunes, 17 de junio de 2024

El peligro de la inmigración

 

Hay un sector que intenta imponer marcos mentales -la derecha es mala, la izquierda buena, la inmigración también, entre otros-, lo cual es una aberración. Todo marco mental es una aberración, puesto que distorsiona el debate, la investigación, lo que sea.

Bien, pues ni la derecha es mala, ni la izquierda es buena. En un principio había individuos admirables y lamentable en ambos lados. Ser sectario, en cambio, sí que es perverso.

Hay que aceptar la inmigración, pero en la medida de las posibilidades de cada país. La caridad empieza por uno mismo: yo no puedo dar lo que necesito para mí. No se deben admitir más inmigrantes de los que se puede absorber.

No se puede consentir que la inmigración desvirtúe el sistema de vida del lugar en que se instala. Está muy bien que venga gente que procede del mundo árabe, pero habría que exigir que se deje la religión en su país. El islam es incompatible con la democracia. Igual que los Testigos de Jehová, que son incívicos. No votan. La norma, tanto en el islam como en los Testigos de Jehová, es la sumisión, lo cual no cabe en democracia. Es absolutamente contrario a la civilización.

Lo menos que se puede pedir a quienes pretenden ser admitidos en países democráticos es que se comprometan a adaptarse a las costumbres y los usos democráticos.

Lo que me parece fuera de lugar es que se les obligue a aprender una lengua, o la historia del país al que llegan. Esas son cosas propias del nefasto nacionalismo.

Cada cual aprende la lengua que necesita para sus actividades diarias y no tiene importancia que sea una u otra.

En cuanto a los conocimientos históricos: si un alemán o un inglés, jubilados, vienen a vivir a España no necesitan aprender la historia de España ni la lengua española. Basta con que se comporten de forma adecuada.

Esos libros míos

domingo, 16 de junio de 2024

Zelenski resiste

 

Da vergüenza ver a Zelenski, un héroe, junto a Sánchez, un depravado. Zelenski está sacrificándose para beneficiar a los ucranianos, mientras que Sánchez está sacrificando a los españoles en beneficio propio.

Si Sánchez se fotografía con Zelenski es porque le conviene y no por ningún otro motivo. En el otro frente que tiene el mundo occidental, el de Israel, está de parte de los agresores y en contra de los agredidos.

Zelenski ha de saber necesariamente con quién se juega los cuartos, pero por el bien de sus compatriotas, permite que su aliado represente su papel.

Sánchez actúa frente a Ayuso del mismo modo que Putin ante Zelenski, enviando a sus troles a lanzar bulos y mentiras con el fin de desacreditar a su oponente.

Los buenos ciudadanos saben que tanto Ayuso como Zelenski actúan de forma reglamentaria. Son sus oponentes quienes retuercen las leyes y los conceptos, quienes se sirven de las instituciones de forma caprichosa.

Es Putin quien ha ordenado invadir Ucrania. Y del mismo modo que empezó la guerra la puede parar en el momento que quiera. El problema que tiene es que si hiciera eso, tendría que responder por los crímenes de guerra y se vería obligado a indemnizar a sus víctimas.

Putin debe ser llevado ante un tribunal penal internacional. El mundo occidental no puede permitir que se vaya de rositas y mucho menos que gane la guerra, puesto que si lo hiciera no se detendría ahí, como viene explicando Zelenski a todo el mundo, con el fin de que lo sigan ayudando.

Los ucranianos luchan en defensa de su patria, pero también de Europa. Constituyen el dique de contención frente al monstruo ruso.

Es de vital importancia librar a los rusos de Putin, y de todas las mafias que tiene en torno.

Putin miente tanto como Sánchez, y con el mismo descaro, por lo que no hay que hacer caso de nada de lo que diga.

Esos libros míos

sábado, 15 de junio de 2024

Siempre nos quedará Ayuso

 

Es el bastión, junto con otro más importante, que es el Rey, frente a los bárbaros que quieren arrebatarnos la democracia para imponer su proyecto dictatorial.

Los malvados intentan desprestigiarlos a ambos, a Felipe VI y a la presidenta de Madrid, pero los dos representan sus papeles -él manteniendo la serenidad y la firmeza, y ella diciendo lo que nadie se atreve- sin dejarse influir por los necios que intentan desestabilizarlos con sus estúpidos ataques.

Tenemos la Constitución que tenemos, que deja a los ciudadanos indefensos frente a felones sin escrúpulos como los que nos ha tocado sufrir en estos tiempos tan azarosos.

Hay cantamañanas y terroristas y delincuentes que atacan al Rey, como si la Constitución fuera obra suya y no de unas mentes perversas o descuidadas.

Ayuso lo ha dicho bien claro, como es costumbre en ella, para desesperación de sus detractores, que ya no saben qué inventarle, qué sambenito colgarle, qué insulto dirigirle. Tiene razón la presidenta cuando dice que es una vergüenza para España que el presidente del gobierno y el Fiscal General del Estado sigan en sus cargos. En Portugal ya haría años que habrían sido destituidos, y quizá algo más, a tenor de las cosas que vienen haciendo.

¿Cómo es posible que los españoles tengamos que soportar estoicamente y sin derecho al pataleo todas las barbaridades que viene haciendo este gobierno?

¿Cómo es posible que los socialistas, que durante todo el periodo democrático han venido alardeando de superioridad moral asistan sin un conato de rebelión al hecho de que les hayan quitado la careta a todos?

No es que en Portugal habrían caído ya los dos. Es que en ninguno de los países democráticos se habrían atrevido a hacer nada de lo que aquí.

Ya sé que en los demás países están pasando cosas feas, pero en ningún caso como las de aquí.

Gracias a que Ayuso no se achanta, y a que el Rey está en su sitio, los caraduras no se han apoderado de todo.

Esos libros míos

viernes, 14 de junio de 2024

Los derechos de Puigdemont

 

Me lo contó un sacerdote que tenía acceso a los ministerios. Tiempo después, el caso apareció en la serie de televisión La alegría de la huerta, exactamente igual que me había sido contado, o sea que debe de ser real:

Un ministro se desplazó a un pueblo a inaugurar algo y una vez allí le preguntó al alcalde si tenía alguna necesidad. Éste le respondió: Pues mire usted, la maestra lleva varios meses de baja y los niños andan sueltos por las calles… Si usted nos mandara una prostituta…

Cuando el ministro ya se hubo ido, sus concejales se lo echaron en cara al alcalde: ¡Pero que pedazo de animal estás hecho! ¡Se dice sustituta! Entonces, él desveló su juego: ¡Calla, hombre, si hubiera dicho sustituta el señor ministro se hubiera olvidado nada más salir del pueblo! De este modo, al llegar a Madrid aún se estará riendo y nos mandará la maestra.

Lo he recordado no por la prostituta, no sean malpensados, sino por la alegría. Esa serie de televisión tenía gracia y hacía reír. Pero hay una ministra que se apellida Alegría, pero que da mucha pena.

Ha dicho que los jueces deben respetar la voluntad del legislador. Dicho en román paladino y utilizando el lenguaje que se gastan los ministros: han de obedecer al puto amo. Y Franco fue un dictador, cabría añadir, porque lo están sacando a pasear cada dos por tres.

También se ha referido a los derechos de Puigdemont, que están por encima, para el PSOE, de los de quienes a gusto o a disgusto -porque algunos habrá que contribuyan gozosos a pagar los viajes en Falcon- dejan buena parte de sus ingresos en Hacienda.

El PSOE fue concebido, aunque no todos los socialistas fueran conscientes de esto, con la idea de colonizar las instituciones, para vivir del Presupuesto. Uno de los socialistas da la cara, el que la tiene más dura. Su quijada seguramente se parece a la que usó Caín.

Esos libros míos

jueves, 13 de junio de 2024

Free David

 

Reparten pulseritas con el lema Free Begoña, como si hubiera sido ya declarada culpable y estuviera encerrada.

Solo hay un juez que está investigando, o sea, haciendo su trabajo, y eso no les gusta a los enemigos de la democracia, que es un sistema que se basa en que todos somos iguales ante la ley.

Sin el imperio de la ley no hay democracia. En las dictaduras, los jueces no están al servicio del pueblo, sino del dictador.

A los ciudadanos nos interesa defender y proteger a los jueces, que son los únicos que nos pueden defender de los poderosos.

Pero el caso es que si han hecho pulseritas con el lema citado, también tendrían que hacerlas con este otro: Free Pedro, porque si Begoña ha hecho algo ilegal, en el asunto también estará involucrado Pedro, de modo que esto se les olvidó, quizá a propósito. A ver si, en realidad, en la apariencia de que defienden a Begoña está la realidad de que defienden a su enamorado marido, porque si cae se quedan todos sin las ventajas de que gozan.

También hay en cierne otra pulserita, que a ver si es que no la sacan para que no se les vea el plumero: Free David. Porque aquí también hay caso. Y ya está todo el mundo esperando que el equipo de opinión sincronizada empiece a despellejar a la juez que ha tenido la osadía de hurgar en sus negocios. Previa denuncia, claro.

Los enemigos de la democracia no quieren que los jueces hagan su trabajo, prefieren que hagan los trabajos que ellos les manden.

Queda la sensación de lo que puede pasar si los jueces van tirando de este hilo, aquel y el otro y al final resulta que organizan manifestaciones con el lema ¡Libertad para todos!

Para todos los que hayan delinquido y los haya pillado la justicia, que para eso está.

Esos libros míos

miércoles, 12 de junio de 2024

Yoli, traicionada

 

Lloran, como si fueran unos pedazos de pan, quienes fueron los primeros en sufrirla y a partir de ellos todos los demás, porque no se le ha quedado nadie sin ser traicionado o traicionada.

Cuando Iglesias, tras haber fracasado, tuvo que abandonar la política la eligió como sucesora y para Sánchez eso fue como ver abiertas las puertas del cielo.

Había formado gobierno de coalición con Podemos. Y él, que no tolera el mínimo desliz en sus subordinados, soportaba con rabia creciente que los podemitas fueran a la suya y por su culpa murieran decenas de miles de personas por el virus chino, o tuvo que soltar a pederastas y violadores, etcétera. Y encargó a Yoli que acabara con ellos. Ella aceptó el encargo. Una traición más en su currículum.

Pero cuando Tezanos -tiene que haber sido él- advirtió a Sánchez de que muchos de sus votantes lo iban a abandonar y que no había modo de recuperarlos, éste recurrió a la opción heroica -es un decir, que de héroe no tiene nada- y se dispuso a pescar en los caladeros de votos de la extrema izquierda, el único lugar en que puede hacerlo. Como consecuencia, enemistó a España con Argentina, Israel e Italia, pero minimizó su derrota electoral.

El equipo de opinión sincronizada se ha puesto inmediatamente a la tarea de contar las cosas del modo que le conviene al Felón, pero sus aliados ya saben que si se descuidan les va a quitar a todos sus votantes, así que se espera que a partir de ahora se esfuercen en conservar a su electorado mostrándose menos sumisos.

Por su parte, Sánchez hará lo posible para durar en el cargo, y no dudará en aliarse con quien sea. Le habría dado lo mismo hacerlo con Netanhahu que con Jamenei, si hubiera podido y si hacerlo con cualquiera de ellos le hubiera garantizado la presidencia. Pero no es él, sino que actúa por cuenta del PSOE, dando la cara, mientras los demás se guarecen tras las excusas.

Esos libros míos